Demuelen edificios históricos de Salina Cruz, Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Istmo

Demuelen edificios históricos de Salina Cruz, Oaxaca

Reconocen jubilados que el edificio ya era “viejito” y recuerdan que pasaron anécdotas bellas en el lugar


  • Demuelen edificios históricos de Salina Cruz, Oaxaca
  • Demuelen edificios históricos de Salina Cruz, Oaxaca

Después de 70 años de servicio, el área administrativa y el salón para eventos al interior del Astillero de Marina fue demolido, tras sufrir daños estructurales por el paso del sismo de 8.2 que afectó al Istmo.
Estos dos edificios importantes e históricos de la vida y la actividad al interior del Astillero de Marina número 20 quedaron reducidos a escombros, después de desplomarse al no soportar la sacudida.

Apenas hace un par de semanas, con maquinaria pesada y un contingente de militares, se encargaban de la logística de la demolición del primer edificio donde estuvo el área administrativa, la dirección, recursos humanos y la sala audiovisual.

El segundo, es el auditorio conocido entre los salinacrucenses como el Salón de los Cristales, por tener ventanales con amplios cristales que servían como protección.

Algunos trabajadores civiles jubilados que han sido entrevistados, coincidieron en reconocer que en ese edificio se realizaba el pago de los obreros a través de la taquilla, además de servir para el paso de las personas que ahí laboraban.

Don Juan Carlos, un hombre que durante veinte años fue soldador especialista, expresó con tristeza que ese inmueble ya era bastante viejito, donde albergó muchas anécdotas y vivencias buenas y malas entre los marinos y civiles quienes en un sólo bloque acudían a traer su tirilla de pago o cobraban sus sobres. En esos años no había bancos donde cobrarlo por tarjeta como en estos tiempos.

Dijo que desde los años 50s y hasta los 90s todavía tenía durabilidad, sin embargo, añade “todo por servir se acaba y esto fue una muestra que la estructura también tiene sus ciclos”.


 

Relacionadas: