Aumenta flujo migratorio de infantes en la región del Istmo | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Istmo

Aumenta flujo migratorio de infantes en la región del Istmo

El padre Alejandro Solalinde, director del albergue “Hermanos en el Camino”, dijo que al lugar arriban menores desde los 10 años de edad, sin acompañamiento


Aumenta flujo migratorio de infantes en la región del Istmo | El Imparcial de Oaxaca

El defensor de los derechos humanos y director del albergue del migrante “Hermanos en el Camino”, Alejandro Solalinde Guerra, alertó que en los últimos meses el flujo migratorio de niñas, niños y adolescentes se ha disparado en el Istmo de Tehuantepec.

En el marco del Día del Niño, el activista lanzó un llamado de alerta al Gobierno de México para aplicar programas urgentes de atención a los menores de edad que están migrando desde Centroamérica hacia los Estados Unidos, ya que en su paso por el país enfrentan severos riesgos como la pandemia, el crimen organizado y las inclemencias del clima.

“Es un tema preocupante porque ahora están llegando niños desde los 10 años de edad sin acompañamiento, se unen con los grupos grandes de migrantes que vienen de diferentes países como El Salvador, Honduras, Guatemala, entre otros y caminan hacia la frontera de México que es el primer paso, algunos se quedan en el camino porque vienen solos”.

Solalinde Guerra, comentó que más que perseguir el sueño americano, los menores de edad buscan reencontrarse con sus padres en los Estados Unidos, esto por diversos factores como el abandono de sus familiares, violencia o “bien porque razón los que estaban a cargo de ellos ya no pueden atenderlos, entonces los están mandando con los padres”.

El sacerdote urgió al gobierno mexicano acelerar los programas que contienen la nueva reforma migratoria, la cual establece que el Instituto Nacional de Migración (INM), no puede alojar, no puede tener en las estaciones migratorias a niñas, niños y adolescentes. 

UNICEF emite alerta 

La Oficina de la UNICEF en el país, alertó que México se ha convertido en un país de origen, tránsito y retorno para estos niños y adolescentes migrantes que provienen en su mayoría de Honduras, Guatemala y El Salvador.

Destaca que el aumento de niños migrantes en México ha crecido espectacularmente desde el inicio del año 2021 pasando de 380 a casi 3500 en tres meses, un incremento nueve veces superior, informó el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia.

“Estos niños llegan después de peligrosos viajes de hasta dos meses, solos, agotados y con miedo. A cada paso corren el riesgo de ser víctimas de la violencia y la explotación, del reclutamiento por parte de las bandas y de la trata, que se ha triplicado en los últimos 15 años”, expuso la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore.

De acuerdo a los reportes de este organismo internacional, la situación de los menores se ve agravada por los cierres y restricciones causados por la pandemia del Covid-19 con unos 11 millones de niños sin escolarizar que provocan la pérdida de todas las características de una infancia normal: aprendizaje, seguridad, rutina, esperanza.

UNICEF destaca que, en muchos albergues mexicanos, los niños, niñas y adolescentes representan al menos el 30% de la población migrante. La mitad de ellos han viajado sin sus padres, lo que supone la mayor proporción jamás registrada en México.

Añade que otra de las principales causas del aumento de niñas, niños y adolescentes migrantes, son los efectos económicos causados por la pandemia, ya que antes de la llegada del coronavirus, más de cinco millones de personas necesitaban asistencia para sobrevivir en El Salvador, Guatemala y Honduras, pero actualmente la cifra se ha doblado y la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU estima que ya alcanza a diez millones de personas, el 30% de la población total de los tres países.

Asoma crisis humanitaria

De continuar en aumento el flujo migratorio de infantes, el padre Alejandro Solalinde, también advirtió sobre una crisis humanitaria en la frontera sur de México. “En el albergue Hermanos en el Camino antes recibíamos de 50 a 60 familias entre adultos y menores, ahora están llegando hasta 150, un gran número de niños, niñas y adolescentes.

“Si esta situación no se atiende de manera correcta, podría derivar de una crisis humanitaria tanto en el sur como en el norte del país, muchos menores están avanzando hacia los Estados Unidos”, apuntó.