Ni la iglesia se salva de trifulcas en Tehuantepec | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Istmo

Ni la iglesia se salva de trifulcas en Tehuantepec

Un pleito se suscitó en la Iglesia de Nuestro Padre Jesús ubicado en el barrio Laborío, luego que el encargado de la parroquia, les apagara la luz y los ventiladores…


Ni la iglesia se salva de trifulcas en Tehuantepec | El Imparcial de Oaxaca

Un pleito se suscitó en la Iglesia de Nuestro Padre Jesús ubicado en el barrio Laborío, luego que el encargado de la parroquia, les apagara la luz y los ventiladores a los feligreses que se encontraban al interior festejando el Día del Padre.

Todo se derivó de acuerdo con Gabriel Ávila, representante de la hermandad de Nuestro Padre Jesús que después de terminar la misa, se ofreció un refrigerio a los presentes con la finalidad de convivir.

Sin embargo, denunció que a los pocos minutos apareció el señor José Luis Mendoza y sin hacerles del conocimiento a las personas que se encontraban en el templo, apagó las luces primero y después los ventiladores.

Eso desató la ira de las personas que se encontraban en el lugar y de inmediato le fueron a reclamar sobre su actitud que ellos calificaron como arbitraria.

“No es posible que al terminar la misa que ofreció el sacerdote Gildardo Aguilar, nos hagan esta falta de respeto”, dijo en tono molesto.

En ese instante comenzaron los insultos que pasaron a los golpes al interior, sin embargo, trataron de calmar los ánimos. Pero los insultos continuaron entre las madres de familia, quienes se encontraban en el lugar.

“!Nos apagaron la luz y los ventiladores, no se vale¡”, eran las palabras de una mujer molesta por la actitud del supuesto shuana de la iglesia.

Pero finalmente, las puertas de la capilla fueron cerradas por dicha persona, pero los reclamos no cesaban recibiendo clase de insultos.

Pidieron también a los shuanas actuales Octavio Villalobos de Mata y su esposa Luz María Rojas Antonio, para que tomen cartas en este bochornoso hecho que ocurrió al interior de oratorio y se eviten esos incidentes que dejan en mal al barrio.