Resaltan Chaw popox y bupu | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Resaltan Chaw popox y bupu

De acuerdo a investigadores de la biblioteca Juan de Córdova de Juchitán, en la región hay bebidas que son elaboradas a base de cacao desde hace cientos de años, por ello invitaron a las mujeres que aún elaboran la tradicional bebida


  • Resaltan Chaw popox y bupu
  • Resaltan Chaw popox y bupu
  • Resaltan Chaw popox y bupu
  • Resaltan Chaw popox y bupu

Con una exposición de fotografías que habla de 18 bebidas tradicionales de Oaxaca elaboradas con cacao, la fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca, a través de la Biblioteca de Investigación Juan de Córdova busca revitalizar la vida de los pueblos y comunidades indígenas.

En el recinto de la Casa de la Cultura de Juchitán se inauguró esta exposición fotográfica realizada por Elena Marini Silvestri, en donde muestra paso a paso las formas de elaboración de las bebidas y sus ingredientes así como a las mujeres indígenas que aún conservan esta tradición en sus pueblos.

El colorido de las imágenes resalta la elaboración de las bebidas y de los objetos que la acompañan como son recipientes de barro, cucharas de madera así como flores, frutos y bejucos que le dan su sabor peculiar de acuerdo al sitio donde se ubiquen.

Las bebidas de cacao están presentes no sólo en el día en que se despide a un ser querido, sino también en los rituales funerarios subsecuentes.
En esta exposición resalta la presencia de dos mujeres istmeñas Luisa Cosijopí originaria de la etnia huave de San Mateo del Mar y quién elabora la bebida tradicional de Chaw popox que significa espuma de cacao y que utiliza un bejuco llamado Ncheed; y también participó Ángela Castillo Guerra, originaria de Juchitán, quién por tradición desde hace más de 30 años realiza el bupu “espuma de cacao” que se elabora con flores de guie’ chachi.
“Estamos muy contentas de participar, traemos nuestras bebidas tradicionales que por herencia de nuestras mujeres y también de las abuelas, ellas nos enseñaron y ahora nosotras vamos a compartir con nuestras hijas para que la tradición de elaborar bebidas no se pierda, el cacao ha sido elemental”, explicaron.

Los asistentes pudieron degustar de las bebidas que elaboraron estas dos mujeres indígenas, quienes por tradición siguen preservando su consumo en diversas festividades.

Demián Ortiz, museógrafo de la exposición resaltó que hace un año, la fundación y la biblioteca de investigación decidieron recorrer el estado de Oaxaca en busca de sus bebidas tradicionales elaboradas a base al cacao y descubrieron que aproximadamente son 18 las que aún persisten en los pueblos indígenas y que se ocupan para festividades y mayordomías.

Explicó que el año pasado durante 2016, el equipo de la Biblioteca de Investigación Juan de Córdova salió a trabajo de campo con el objetivo de registrar la gran diversidad de bebidas oaxaqueñas en cuya preparación se incluye el cacao, un tema predilecto del equipo por obvias razones.
Además de la fotógrafa, también participaron Perla Jiménez, Zaira Alhelí Hipólito, Janet Chávez Santiago, Demián Ortiz Maciel y Rasheny Lazcano, quienes fueron los encargados del contacto con las comunidades y de la recopilación de datos.

Dijo que en total se han identificado 18 distintas bebidas. Cada una de las recetas se distingue por ingredientes especiales, a veces típicos de la región, aunque también hay casos en donde se ocupa un ingrediente que viene de lejos, como el pataste de Teotitlán.

Esta exposición se tornará itinerante, visitará otras regiones de Oaxaca con la finalidad de que se siga fortaleciendo la perseverancia de las bebidas tradicionales de los pueblos indígenas de Oaxaca y posteriormente retornará a las instalaciones del Centro Cultural San Pablo en la capital oaxaqueña.

Al igual con las fotografías se elaboró un juego de lotería relacionados con el tema del cacao, que mientras algunos disfrutan de la exposición otros jugaban a demostrar su habilidad en este juego de mesa tradicional.