Olvídate del cabello seco con el aceite de semilla de girasol | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Internacional

Olvídate del cabello seco con el aceite de semilla de girasol

Este poderoso óleo natural es el remedio perfecto para cuidar tu melena en invierno


Olvídate del cabello seco con el aceite de semilla de girasol | El Imparcial de Oaxaca
Recuerda no excederte en la cantidad de aplicación para que tu cabello no quede graso.

Si aún no conoces las propiedades del aceite de semilla de girasol, permítenos decirte que es rico en vitamina E y ácido linoleico, dos ingredientes poderosos para proteger la piel de los radicales libres y retener la humedad. La mejor parte, es que también se puede utilizar en la melena, especialmente en invierno, ya que el aceite de semilla de girasol es ideal para combatir el cabello seco.

Si quieres saber cómo usarlo y todas las maravillas que obtendrás al aplicarlo, ¡quédate a leer hasta el final!

Beneficios del aceite de semilla de girasol para el cabello

Gracias a sus componentes, el aceite de semilla de girasol previene el envejecimiento capilar, refuerza el cabello de raíces a puntas, puede detener el quiebre, alivia la irritación en el cuero cabelludo, hidrata, suaviza las puntas abiertas, combate el frizz y hace que la melena esté mucho más manejable.

Al ser un emoliente, el óleo de semilla de girasol es una especie de impermeable que actúa como defensa y humectante para el cabello seco en las temporadas más frías, siempre y cuando el aceite se aplique correctamente.

¿Cómo usar el aceite de semilla de girasol para el cabello?

Existen tres formas de usar aceite de girasol para el cabello. La primera y más sencilla es tomar la cantidad de aceite que quepa en el tamaño de un frijol, frotarlo en las manos y distribuirlo de medios a puntas sobre el pelo húmedo para evitar la resequedad y el frizz a lo largo del día.

Otra manera es utilizarlo como mascarilla intensiva, y nosotras tenemos una receta que te fascinará por lo suave y brillante que deja tu cabello: machaca la mitad de un aguacate junto con tres cucharadas de aceite de semilla de girasol y una cucharada de miel. Luego, aplica a lo largo del cabello (después del shampoo) y deja actuar durante 20 minutos. Al final, enjuaga con agua tibia y repite cada 15 días.

TIP: Si usas el aceite de semilla de girasol de alguna de estas formas, antes haz la prueba del parche para descartar cualquier alergia a este ingrediente.

Por último, el aceite de semilla de girasol también se puede usar en productos capilares que ya lo contengan en su fórmula, como shampoos, acondicionadores, sérums o cremas para peinar.