¡Hasta siempre Imparcialito! - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

El Imparcialito

¡Hasta siempre Imparcialito!

El Imparcialito ha sido escuela en muchos aspectos


¡Hasta siempre Imparcialito! | El Imparcial de Oaxaca

Por: Uriel de Jesús

Cada domingo, desde hace muchos años, el Imparcial de Oaxaca ha tenido un encuentro con los más pequeños de la casa, con las niñas y niños lectores que semana a semana nos han acompañado en este viaje.

Sé que muchos de los lectores de El Imparcialito ya han crecido y que para algunos esta sección ya está en el ayer, sin embargo, estoy seguro de que todos recordamos y recordaremos con especial cariño al periodiquito que nos alegraba las mañanas del domingo, ya fuera con los crucigramas, las sopas de letras, los dibujos para colorear, las efemérides o con los diferentes artículos que cada semana se publicaron.

El Imparcialito ha sido escuela en muchos aspectos: escuela para nuevos lectores y cuna de algunos periodistas de la prensa local, porque este suplemento dirigido a los niños fue escrito por niñas y niños valientes que se pusieron el chaleco de colaboradores, convirtiéndose en los pequeños reporteritos de esta casa editorial.

Seguramente este suplemento fue el primer contacto que muchos tuvieron con un periódico y sé que algunos dirán ¡Que aburrido!… Pero fue el motor que dio vida a El Imparcialito. Hacer la información y las actividades del mundo de los adultos, un viaje entretenido para el agrado de los niños fue un gran atino pues logró captar la atención de varias generaciones de oaxaqueños, algunos de los cuales, ahora ya nos encontramos en etapas universitarias.

Yo también fui lector de El Imparcialito y domingo a domingo me levantaba para sustraer esta sección del periódico que mis papás compraban, ahora recuerdo las horas que pasé coloreando, mirando y leyendo las ocho páginas del periodiquito que me llevarían más tarde a descubrir mi vocación.

Por eso, hablando desde mi experiencia, digo que El Imparcialito ha sido mi escuela, porqué de niño yo lo leí, sin pensar que algún día al crecer, yo escribiría para este suplemento, de 2016 a 2018 publiqué una centena de artículos estas páginas que ahora tengo el honor despedir, estas páginas que fueron formadoras en mi vida, como lector y como articulista.

El Imparcialito me dio mucho y, como todos los colaboradores, yo traté, semana a semana, de darle lo mejor de mí. Este suplemento no hubiera sido posible sin los reporteritos, los editores y los diseñadores que en algún momento colaboramos para que este suplemento fuera creado.

Gracias a la familia Fernández Pichardo que permitieron que El Imparcialito viera la luz, pero un agradecimiento mayor a los pequeños lectores que cada semana nos dejaron entrar en su vida haciendo que este esfuerzo valiera la pena.

Este domingo como todo en la vida, El Imparcialito llega a su fin, pensemos que, como muchos lectores y colaboradores, este suplemento también ha crecido, ha llegado el momento de que este espacio camine por nuevos territorios, y como la infancia misma, quedará para siempre en la memoria de todos los que participamos en este esfuerzo colectivo llamado El Imparcialito. Hoy nos despedimos de todos sus lectores para estar siempre en sus recuerdos y en su memoria. ¡Gracias por tanto! ¡Hasta siempre Imparcialito!