La piñata | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

El Imparcialito

La piñata

Ya sean de barro o de cartón, el chiste es pegarle duro y conseguir todos los dulces, frutas y juguetes que podamos.


La piñata | El Imparcial de Oaxaca

Algunos piensan que la piñata surgió en China, donde para tener buena suerte en la agricultura, las personas fabricaban con papel figuras de vacas y bueyes, las llenaban con semillas para pegarles con palos de colores y luego las quemaban.
El gran viajero y explorador italiano Marco Polo llevó a Italia la piñata china, en donde la llamaron pignatta, que significa “envase frágil”.

Con el tiempo, la tradición llegó a otros países de Europa, incluyendo España. Cada año, durante una fiesta conocida como “Domingo de piñata”, se rompe una de siete picos que representan los siete pecados capitales. La fiesta simboliza el triunfo del Bien sobre el Mal.

Las piñatas llegaron a México hace más de 500 años cuando los encargados de enseñar la religión católica a los indígenas se dieron cuenta de que los mexicas rompían figuras de barro colgadas de una cuerda, decoradas con plumas y rellenas de piedras preciosas para celebrar al dios Huitzilopochtli. Los frailes enseñaron al pueblo el festejo del “Domingo de piñata”, pues era un rito muy parecido al de los mexicas.

Aunque la piñata ha existido en otros lugares, la tradición sólo sigue en pocos lugares de España y sobre todo en México. A todos nos encanta celebrar los cumpleaños y las posadas con piñatas en forma de estrellas o de nuestras caricaturas favoritas.

Ya sean de barro o de cartón, el chiste es pegarle duro y conseguir todos los dulces, frutas y juguetes que podamos.