Sustituye el limón en tus comidas con opciones viables | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Nutrición

Sustituye el limón en tus comidas con opciones viables

Llegó la cuesta de enero y se reflejó en el incremento del precio del limón, el cual sin duda es parte fundamental en la dieta del mexicano


Sustituye el limón en tus comidas con opciones viables | El Imparcial de Oaxaca
El limón es necesario ya sea para ponerle a unos taquitos, para el agua fresca o para ponerle a botana.

Ya sea para ponerle a unos taquitos, para el agua fresca, para ponerle a botana y todas las invenciones de la gastronomía mexicana, es necesario ese toque acidito en las comidas.

Sabemos que el limón tiene un sabor particular que no es posible igualar, sin embargo, la acidez se puede obtener de otras opciones que te permitirán cuidar la economía del hogar y darle variedad a las comidas en casa.

Te compartimos algunas fuentes de acidez que puedes incorporar a tus recetas para no extrañar tanto el limón, al menos, mientras su precio vuelve a la normalidad.

Aderezos

Los aderezos con elementos ácidos son de los más comunes, dependiendo del alimento al que se lo quieras agregar puedes elegir el producto que se adapte mejor al sabor que buscas.

Las vinagretas son las más clásicas y para hacerlas es muy fácil, solo debes tomar en cuenta la proporción y así será un aliño balanceado. Siempre deben contar con un elemento graso, como puede ser aceite de oliva, de aguacate o alguno de sabor más neutro como el de maíz o canola.

También deben incluir el elemento ácido, te recomendamos cualquier tipo de vinagre, ya sea blanco, de manzana, vinagre balsámico o algunos más exóticos como el de frambuesa, el que tengas a la mano servirá.

Por último, la sal es indispensable y esta debe disolverse primero en el medio ácido, ya que no se integra con la grasa.

La proporción a usar es de 1 medida de vinagre contra 3 de aceite, con estas cantidades tendrás la base para una vinagreta y puedes añadir los sabores extras que quieras.

Encurtidos

Ya sean caseros o comprados, los encurtidos se conservan en salmuera con algún elemento ácido, esto ablanda los vegetales y penetra llenando de sabor todos los productos.

Puedes añadir chiles en vinagre, cebollitas encurtidas, pepinillos, zanahorias y todo tipo de encurtidos a tus comidas, como el tradicional Xnipec con el que se acompañan los tacos de cochinita.

Existen algunas otras fuentes de acidez que puedes incorporar a tus recetas para no extrañar tanto el limón.

Otros cítricos

El invierno es la temporada ideal para los cítricos y muchos de ellos alcanzan su punto ideal entre dulzor y acidez.

El jugo de naranja, toronja, mandarina y otro tipo de cítricos sirven para reemplazar al limón y suelen ser más económicos por estar en su pico de producción y abundancia.

Puedes hacer jugos o aguas frescas con ellos, además de marinar carnes, cocinar pescado o pollo con algunas rodajas de naranja le dará un gran sabor, al mismo tiempo que cortan la sensación grasa con su acidez.

Salsas

Ya sea que te guste la salsa verde para los de pastor o la de chile de árbol para los de suadero, las salsas son el elemento que termina de completar un taco.

A falta de limón puedes jugar con los elementos que aportan acidez a las salsas, como el tomate verde, además de añadir un chorrito del vinagre de tu preferencia mientras mueles los chiles o el jitomate.

Otras salsas como el chamoy y las salsas botaneras también contienen ácido cítrico y vinagre, por lo que son ideales para poner a la fruta o a las papitas.