Zinc para fortalecer el sistema inmune
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Nutrición

Zinc para fortalecer el sistema inmune

El papel del zinc en las funciones del sistema inmune ha sido estudiado en los últimos años. Por eso, en la actualidad su consumo se aconseja para mejorar la respuesta del organismo ante agentes infecciosos.

Zinc para fortalecer el sistema inmune | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet

El zinc es uno de los minerales esenciales que contribuyen al fortalecimiento del sistema inmune. En general, asegurar una correcta nutrición es determinante para que el cuerpo pueda responder ante los agentes infecciosos.

Respecto a esto, un estudio publicado en la revista Nutrients destaca que las vitaminas (como las A, B6, B12, C, D y E) y los minerales (selenio, magnesio, hierro, zinc y cobre) complementan la acción del sistema inmune.

El consumo insuficiente de estos nutrientes es común, lo que provoca una mayor incidencia de infecciones y sus respectivas consecuencias. En este caso en particular vamos a ver qué papel desempeña el zinc y cómo optimizar su ingesta.

El papel del zinc para fortalecer el sistema inmune

De primera instancia, las infecciones respiratorias agudas, como las epidemias estacionales de influenza y el reciente brote del COVID-19, son una causa frecuente de morbilidad y mortalidad a nivel mundial.

La Organización Mundial de la Salud estima que la influenza estacional provoca entre 3 y 5 millones de enfermedades graves que requieren hospitalización y provocan altas tasas de muertes en el mundo.

Aunque las medidas de higiene y las vacunas son herramientas eficaces para proteger ante infecciones, no todas las enfermedades de este tipo tienen una vacuna. Esta última tarda en desarrollarse y, de hecho, pueden pasar muchos años antes que se apruebe su uso.

Debido a esto, es necesario adoptar estrategias adicionales para abordar las epidemias infecciosas. Una medida, por ejemplo, es el uso de inmunonutrientes para fortalecer el sistema inmune. En esta oportunidad veremos el papel del zinc, sus mecanismos de acción y sus fuentes alimentarias.

El papel del zinc para fortalecer el sistema inmune

Zinc: características principales

El papel del zinc para el funcionamiento del sistema inmune se ha conocido desde hace mucho tiempo. El descubrimiento de la timulina dependiente de zinc, involucrada en el desarrollo de los linfocitos T en el timo, se conoce desde hace cuatro décadas.

Este elemento traza, es un componente integral de más de 3 000 proteínas que desempeñan un rol como enzimas y factores de transcripción que participan en vías de señalización celular y procesos de reparación y replicación del ADN.

Mecanismos de acción inmune del zinc

Dentro de las múltiples funciones en la transducción de señales y proliferación celular que ejerce este mineral, no es sorpresa desempeñe un rol importante para el funcionamiento inmune.

Según el artículo publicado en la revista Metabollomics, el papel del zinc es necesario para la maduración y mantenimiento del equilibrio del balance de las células T.

Se ha observado, por ejemplo, que su deficiencia provoca la disminución de la inmunidad mediada por linfocitos Th1 y promueve reacciones de inflamación (caracterizadas por la secreción de la interleucina 1β).

Fuentes alimentarias del zinc

Como ya se mencionó, el papel del zinc para fortalecer el sistema inmune ha sido estudiado en varias oportunidades. Si bien, se puede consumir este mineral a base de suplementos únicos o acompañados en forma de multivitamínico, lo idóneo es consumirlo de manera natural, a través de los alimentos.

Las principales fuentes son las siguientes:

  • Las otras, que aportan 76 mg por porción de 85 g de alimento.
  • Los cereales fortificados, ya que proveen 15 mg por porción de 30 g.
  • La carne de res, que contiene 6,2 mg por cada 100 g.
  • El pollo, que brinda 2,7 mg por porción de 100 g.
  • El cerdo, cuyo aporte es de 2,9 mg por cada 100 g.
  • Los mariscos, a su vez, son fuentes de zinc. Por ejemplo, las almejas aportan 21 mg por cada 100 g mientras que las sardinas 3 mg por cada 100 g.
  • Por último, las legumbres son una fuente modesta, pero importante. Contienen 1,8 mg de zinc por porción de 170 g.
Fuentes alimentarias del zinc

El papel del zinc y su suplementación

El establecimiento de recomendaciones nutricionales para cubrir el aporte de micronutrientes es necesario. Para comenzar, la ingesta de suplementos debe ser avalada por autoridades como lo es la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA).

En concreto y, para apoyar el funcionamiento óptimo del sistema inmune, se recomienda una ingesta diaria de entre 8 y 11 mg de zinc al día. Por último, es necesario recalcar la importancia de tomar como principal fuente de zinc los alimentos de origen animal.

Importancia de una dieta correcta

Para terminar, es necesario enfatizar en llevar a cabo una dieta correcta y variada para obtener todas las vitaminas y minerales necesarios para el buen funcionamiento del cuerpo. De hecho, se han observado deficiencias en varios micronutrientes en personas con sobrepeso y obesidad.

Según un artículo publicado en Endocrine, Metabolic & Immune Disorders, una de las razones por las cuales el estado nutricional se encuentra reducido en individuos con exceso de peso es el consumo de alimentos procesados, los cuales contienen demasiadas grasas trans y azúcares simples.

Dichos alimentos no solo promueven la ganancia de peso, sino que son pobres en vitaminas y minerales. En consecuencia, consumirlos aumenta la probabilidad de contraer enfermedades infecciosas.

Por esto mismo, es primordial recordar el papel del zinc y demás nutrientes para fortalecer el sistema inmune y apoyar su función. Esto, acompañado de medidas de higiene básicas, ayudará al organismo a estar preparado ante posibles agentes infecciosos.