Conoce los riesgos al mezclar algunos alimentos
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Nutrición

Conoce los riesgos al mezclar algunos alimentos

Mezclar alimentos es la práctica habitual al elaborar nuestras dietas diarias, pero debemos considerar algunas interacciones.

Conoce los riesgos al mezclar algunos alimentos | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet

Mezclar algunos alimentos puede traer consecuencias negativas para el proceso de la digestión. Existen ciertas sustancias que son capaces de interferir en la absorción de nutrientes, tales como vitaminas y minerales.

Por este motivo, una mala combinación de productos resulta en un desaprovechamiento de sus propiedades, o en una reducción de la velocidad del tránsito que culmina en molestias de tipo estomacal. Veamos algunas pautas al respecto.

Cuidado con la fibra al mezclar alimentos

La fibra es una sustancia esencial para el organismo. Reduce el riesgo de problemas de tránsito intestinal y las probabilidades de desarrollar enfermedades complejas a largo plazo, tal y como afirma un estudio publicado en la revista Open Access Macedonian Journal of Medical Sciences.

No obstante, puede resultar un inconveniente a la hora de absorber ciertos minerales, como el hierro. Además, bloquea parcialmente el paso de la glucosa a través del epitelio intestinal.

Esto último es una buena noticia, ya que reduce el impacto de los carbohidratos en la salud y en las glucemias séricas. Sin embargo, en el caso de un deportista que busque un aporte extra de energía, resulta una interacción a tener en cuenta.

Alimentos con fibra

Los taninos presentes en la uva tienen muchas propiedades antioxidantes. Su ingesta se vincula de manera positiva con la reducción del riesgo de enfermedad cardiovascular, tal y como afirma un artículo publicado en la revista Phytotherapy Research.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce. Los taninos bloquean parcialmente la absorción de ciertos minerales como el hierro y el calcio. Este es uno de los motivos por los cuales no se aconseja combinar vino y lácteos. El hecho de mezclar ambos alimentos puede causar problemas digestivos a partir de la formación de sales cálcicas en el interior del tubo digestivo.

Del mismo modo, existen otra clase de sustancias que pueden afectar a la absorción de nutrientes. El ácido fítico que contienen algunos frutos secos y legumbres es buena prueba de ello. No obstante, para paliar los efectos negativos de estas sustancias sobre la absorción del hierro o del calcio, se aconseja aumentar la ingesta de vitaminas C y D.

Teorías sobre mezclar alimentos y el metabolismo

Pocos años atrás se popularizaron una serie de dietas disociadas que se caracterizaban por no mezclar alimentos de distintos grupos. Este tipo de planes alimenticios apostaba por ingerir cada macronutriente por separado.

La teoría de fondo sostenía que su administración conjunta enlentecía el metabolismo y dificultaba el proceso de digestión. Lo cierto es que no existe evidencia científica de que esto sea así.

Resulta adecuado, según la opinión de los expertos, llevar a cabo una dieta variada y equilibrada que combine alimentos de distintos grupos en cada comida. El hecho de disociar los productos no solo no aporta beneficios a la salud, sino que puede conllevar la aparición de ciertas carencias nutricionales.

No obstante, este tipo de dietas sí que tenían un aspecto positivo. Solían desaconsejar la ingesta de productos procesados en favor del aumento del consumo de alimentos frescos. Esta directriz aporta beneficios al organismo, puesto que se reduce el aporte de grasas trans, azúcares simples y aditivos.

alimentos procesados

La dieta variada es la mejor para la salud

Salvo casos concretos, como el tema del vino y los lácteos, las combinaciones de alimentos no suelen acarrear riesgos para la salud. Si bien es cierto que dosis excesivas de fibra ocasionan molestias intestinales y una reducción de la absorción de ciertos nutrientes, esta sustancia no trae problemas cuando se introduce de manera controlada.

Existen ciertas sustancias presentes en algunos alimentos conocidas como antinutrientes. Los taninos o el ácido fítico son buena prueba de ello. Esta clase de compuestos bloquean de manera parcial la absorción de minerales a nivel intestinal.

Sin embargo, este es un problema que puede subsanarse incrementando la cantidad de vitamina C y D en la dieta. De este modo, se aumenta la biodisponibilidad del hierro y del calcio respectivamente, y se reduce el riesgo de deficiencias.

Por lo demás, no es recomendable llevar a cabo una dieta disociada. Este tipo de planes dietéticos se consideran desbalanceados, y pueden ocasionar problemas a medio y largo plazo.