Cuida la alimentación de tu mascota durante su embarazo | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Mundo Animal

Cuida la alimentación de tu mascota durante su embarazo

Las perras y las gatas embarazadas necesitan cantidades más grandes de energía y proteínas, ten en cuenta estos consejos


Cuida la alimentación de tu  mascota durante su embarazo | El Imparcial de Oaxaca
Hay que aportar los nutrientes necesarios para cubrir todas las necesidades de esta etapa.

El embarazo canino y felino son etapas sumamente importantes, ya que su bienestar durante estos periodos se traducirá en el de las futuras crías, por lo que es importante que nosotros garanticemos los cuidados adecuados.

Uno de los más importantes, está relacionado con la alimentación, pues hay que aportar los nutrientes necesarios para cubrir todas las necesidades que se presenten durante esta temporada. 

Las perras y las gatas embarazadas, por ejemplo, necesitan cantidades más grandes de energía y proteínas, y esto lo podemos resolver con el alimento para cachorros, ya que además de ser fácil de digerir, está enfocado es cumplir con estos requerimientos.

Se recomienda que las raciones de comida que des a tu mascota incrementen semanalmente a partir de la quinta semana de preñez y hasta la novena semana, esto para que se aporten los elementos necesarios a las futuras crías.

La porción final deberá ser aproximadamente mayor en un tercio a la original, pues para entonces la madre habrá aumentado su peso al menos 25%, dependiendo del tamaño de la camada.

Si la alimentación de la hembra está basada en el alimento húmedo, entonces deberás incrementar el número de raciones que recibe en el día para garantizar que tendrá toda la energía necesaria, ya que su contenido de agua es mayor que el de las croquetas.

Si vas a cambiar el tipo de comida o la marca, es importante que lo hagas de manera progresiva, en un lapso de entre siete y 10 días para que su sistema digestivo se pueda adaptar hasta que la sustitución esté completa.