Cómo y cuándo decirle a los niños la verdad sobre los Reyes Magos | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Hogar

Cómo y cuándo decirle a los niños la verdad sobre los Reyes Magos

En esta temporada muchos padres tienen la duda: ¿Cuándo y cómo debo decirle a mis hijos la verdad sobre los Reyes Magos? Sobre todo ahora, con el acceso a internet,…


Cómo y cuándo decirle a los niños la verdad sobre los Reyes Magos | El Imparcial de Oaxaca

En esta temporada muchos padres tienen la duda: ¿Cuándo y cómo debo decirle a mis hijos la verdad sobre los Reyes Magos? Sobre todo ahora, con el acceso a internet, es muy probable que los niños se enteren de la verdad a edades más tempranas; ya sea porque ellos lo buscaron o porque un amigo en la escuela se los dijo.

Lo primero que hay que tomar en cuenta es: ¿Cómo te toco a ti enterarte de la verdad sobre los Reyes Magos? ¿Cómo te afectó? ¿Qué edad tenías? ¿Cómo te sentiste cuando te lo dijeron? ¿Te habría gustado que te lo dijeran de otra forma? ¿Crees que te afectó bastante enterarte que tus papás mantuvieron una ilusión durante tu infancia?

Todo lo que recuerdes al respecto puede servir para decidir cuándo y cómo le dirás a tus hijos la verdad sobre los Reyes Magos, pero también es recomendable platicarlo con otros padres con quienes tengas confianza para saber cuáles fueron sus experiencias.

Una vez que tengas esa información personal, debes considerar lo siguiente:

 

1.- Cuántos hijos tienes y sus edades

Si tienes más de un hijo, probablemente no sea lo correcto decírselos a todos al mismo tiempo, sobre todo si la diferencia de edades entre cada uno es superior a dos años.

Lo recomendable es detectar cuán maduro es tu hijo de mayor edad. Si lo haces de la manera correcta, puede que incluso él te ayude a mantener la ilusión a sus hermanitos en los próximos años.

 

2.- Si te preguntan, escúchalos

Si te tienen la confianza suficiente para preguntarte directamente sobre la existencia de los Reyes Magos, considera que tal vez es el momento oportuno para decirles la verdad.

Pregúntales qué piensan y por qué lo preguntan. Deja que ellos mismos te den más información sobre lo que saben y sospechan. Te servirá bastante para reconocer si ha llegado el momento de decírselos.

 

3.- Internet y sus amigos

Hoy probablemente es más complicado guardar la ilusión debido al acceso a internet que todos tenemos, incluyendo nuestros hijos. Si sienten curiosidad, puede que incluso lo busquen en internet antes de preguntarte a ti. Puede ser también que algún compañero de la escuela se los comente (no necesariamente con la intención de desilusionarlos).

Si eso ocurre, no te espantes. Es un signo de que ellos ya sospechan y sienten curiosidad, lo que debes hacer es ayudarlos a descubrir la verdad de la manera más tranquila posible.

Una vez que sepan la verdad, procura decirles que por favor no lo comenten con otros niños, porque eso es algo que sus papás les tienen que decir (evita problemas con otros padres de familia).

 

4.- Comparte tu experiencia

Puede que tu hijo se sienta desilusionado y, en algunos casos, se sienta triste y llore en ese momento. Puedes reconfortarlos haciéndolos saber que es parte de una tradición, que también tú y tus abuelos lo hicieron durante muchos años. Platícale cómo te sentiste cuando te enteraste y cómo lo aceptaste y, sobre todo, por qué a pesar de enterarte de la verdad decidiste mantener viva la tradición.

 

5.- ¿Los juguetes siguen llegando?

Si la razón por la que vas a revelarles la verdad sobre los Reyes Magos a tus hijos es que quieres ahorrarte el dinero de los regalos, piénsalo dos veces. Tus hijos podrían resentirse si les terminas una ilusión porque ya no quieres gastar dinero en sus regalos.

Si un niño cree en los Reyes Magos, es muy díficil hacerle entender por qué no le trajeron todos los regalos que pidió, o los más caros (en su lógica, son “magos”, y por tanto pueden hacer lo que sea). Obviamente si sabe que sus padres son quienes compran los regalos, podría entender por qué no le llegan todos los regalos que pidió. Sin embargo no es recomendable que decidas decirles la verdad porque no quieres gastar dinero.

Piensa que tus hijos van a estar en contacto con muchos otros niños que sí recibieron regalos de los Reyes Magos, y si ellos entienden que los Reyes Magos no existen y por tanto ya no van a recibir juguetes, la decepción será mucho peor.

Lo prudente podría ser que, una vez que sepan y hayan aceptado la verdad sobre los Reyes Magos, les des regalos unos dos o tres años más, para que poco a poco entiendan que llegará el momento en que ya no recibirán regalos en esta fecha.