La nueva tendencia en uñas que puede ser peligrosa para tu salud - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Cuidados y Belleza

La nueva tendencia en uñas que puede ser peligrosa para tu salud

Para darle otro aspecto a nuestras manos, no hay nada mejor que unas uñas acrílicas. Sin embargo, este trabajo de manicura podría causar graves daños a la salud.


La nueva tendencia en uñas que puede ser peligrosa para tu salud | El Imparcial de Oaxaca

La manicura es necesaria durante todo el año. Es que tener unas manos hermosas no será una tarea específica que debemos realizar solamente en verano. Y con el arribo del otoño, una de las tendencias que se perfilan para ser furor son las uñas acrílicas. Sin embargo, su realización puede causar un daño a nuestra salud, sumado al mal cuidado de las cutículas. Conocé por qué podrías estar en peligro.

Las uñas acrílicas representan una de entre varias técnicas para tener unas manos sensacionales. Especialistas la aconsejan por sobre encima del esmaltado tradicional ya que este último no perdura en el tiempo, se agrieta y desprende. Es por ello que resulta más producente realizar aquel primer trabajo porque es resistente y duradero. El proceso pasa por aplicar una pasta moldeable sobre la uña para crear la forma deseada e, incluso, arreglar una uña rota.

Para hacer este trabajo de manicura se requiere de un polvo (polímero) y un líquido (monómero) que al unirse forman una crema de la consistencia de un glaseado. Al ponerlo sobre la uña, se adhiere a la placa natural y se endurece. Pero el problema pasará por los componentes de la fórmula, más precisamente del metacrilato, debido a que podría provocar alergias e irritaciones sobre la piel.

En la misma línea, expertos afirman que las uñas quedan más finas, débiles y quebradizas cuando se practica esta técnica, ya que previamente se lima la placa natural. Además, esta técnica requiere sí o sí de un recorte de cutículas, algo que es poco aconsejable. En el afán de lograr un pulido perfecto, se corta esa piel que recubre a las uñas y se las deja sin protección, permitiendo que las bacterias y los virus ingresen al organismo por ahí.

Foto: Pixabay

En consecuencia, el trabajo de manicura tendrá que hacerse empujando las cutículas hacia atrás, pero jamás arrancándolas (además se sugiere nutrirlas con crema o aceite). Mientras que para las uñas acrílicas, cuando notemos un picor o escozor, será mejor que vayamos al salón de belleza para que las quiten y después acudir a una consulta medicinal.