Natalia Cruz y banda La istmeña conquistan con el zapoteco | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

En Escena

Natalia Cruz y banda La istmeña conquistan con el zapoteco

La intérprete, bailarines invitados y los músicos se presentaron este domingo en el teatro Macedonio Alcalá


  • Natalia Cruz y banda La istmeña conquistan con el zapoteco
  • Natalia Cruz y banda La istmeña conquistan con el zapoteco

La cantante Natalia Cruz ofreció este domingo un concierto en el teatro Macedonio Alcalá, en la capital oaxaqueña. Acompañada de la banda La Istmeña, del ballet folclórico Gueza (de Juchitán) y el grupo folclórico CDMX, recreó los sonidos y canciones tradicionales del Istmo de Tehuantepec. Reconocida como una de las mejores intérpretes de la música regional contemporánea, Cruz dio vida a los sones de su región, a la cumbia y chilena del estado, en una ocasión que evocó a las velas y fiestas de la entidad.

Sandunga y Tanguyú fueron de los primeros temas con los que Natalia deleitó al público reunido en el recinto. Con las notas de la banda La Istmeña, dirigida por José Abraham Osorio, hizo un repaso por los temas que han formado las identidades de su región. Entre ellos Ojos negros (Bizalú yaase’), infaltable en las fiestas y compuesto por Antonio Santos.

Los bordados del Istmo de Tehuantepec lucieron en los trajes de gala de las mujeres que acompañaron a Natalia en el escenario, todas bailando al ritmo de sus interpretaciones. Los hombres también se unieron a esta presentación cual vela istmeña.

“Quiero contarles que nuestro proyecto de la banda La Istmeña la empezamos retomando el sonido auténtico de las bandas tradicionales del Istmo, porque a pesar de que hay una tradición de bandas en el estado, empieza a permear mucho el sonido de las bandas del norte, que es hermoso, pero nosotros también tenemos lo nuestro”, señaló Natalia sobe esta propuesta musical de ya varios años.

También dijo que pese a todos los fenómenos y estragos de la naturaleza, la tierra del Istmo es muy alegra y fiestera. “¡Arriba Juchitán! ¡Arriba El Espinal!, Ciudad Ixtepec, Ixtaltepec, Jalapa del Marqués, Comitancillo, Rancho Guviña, Ixhuatán…”, así gritaron Cruz y los asistentes.

“Perdónenme si se me olvida alguno”, agregó Natalia en las porras en las que también se incluyó la Costa. Canciones como El feo y La llorona, además de La totopera (una cumbia homenaje a las mujeres del Istmo que elaboran los totopos), fueron interpretados con una voz que recreó a Naila (de Jesús Chuy Rasgado), La Paulina (autoría del escritor Andrés Henestrosa) y Dios nunca muere (de Macedonio Alcalá).

En español o en zapoteco, su voz animó a varios a corear las canciones infaltables en las fiestas oaxaqueñas, como la que anoche se convirtió en la oportunidad para pedir por la vida y seguridad de las mujeres.

“Basta de feminicidios, ni una más”, dijo Natalia en el mensaje en el que reconocía las dificultades para las de su género. También, para hablar de la labor de quienes con varios maíces y un comixcal crean el famoso “¡totopo, güero!”.