Millonarios del Covid-9: De su extraordinario ascenso hasta su estrepitosa caída - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Economía

Millonarios del Covid-9: De su extraordinario ascenso hasta su estrepitosa caída

Desde los dueños de Moderna a los de Zoom o del ‘Amazon‘ de los autos usados, esta es la historia de las fortunas que se gestaron durante la pandemia por COVID-19; así fue el auge y desplome de estos nuevos millonarios


Millonarios del Covid-9: De su extraordinario ascenso hasta su estrepitosa caída | El Imparcial de Oaxaca
Estas personas pertenecen a un club exclusivo de 58 multimillonarios cuya riqueza se multiplicó vertiginosamente gracias a la pandemia por COVID-19. (Bloomberg News)

Hubo un tiempo en que nadie usaba pantalones de pijama durante las llamadas de Zoom con los clientes. Nadie tenía que recordar qué vacuna (¿Pfizer?? ¿Moderna?) recibió ni en qué fecha.

No obstante, en menos de tres años, COVID-19 lo cambió todo: la forma en que vivimos, trabajamos y descansamos, cómo educamos a nuestros hijos. Y también la forma en que la riqueza se gana (y se pierde) más rápido de lo que nadie hubiera creído posible.

El lanzamiento de la vacuna de Moderna aumentó el patrimonio neto del científico Stephane Bancel a 15 mil millones de dólares cuando las acciones se dispararon casi un 2 mil 400 por ciento.

Bancel no fue el único. Eric Yuan, a quien se le negó la visa estadounidense ocho veces antes de mudarse de China, observó cómo su fortuna alcanzaba 29 mil millones de dólares cuando Zoom Video Communications Inc. se convirtió en la herramienta para videoconferencias más usada en el mundo.

En tanto, la pareja de de padre e hijo detrás de Carvana Co., un sitio web dedicado a la venta de autos usados, amasó una fortuna de 32 mil mdd en el pico de la pandemia.

Estas personas pertenecen a un club exclusivo de 58 multimillonarios cuya riqueza se multiplicó a un ritmo vertiginoso gracias a los cambios provocados por la pandemia por COVID-19 y el dinero barato, solo para desplomarse aún más rápido.

Su ascenso y caída los distingue de los otros 131 miembros del Índice de Multimillonarios de Bloomberg, cuyo patrimonio neto se duplicó con creces, pero no dependía tanto de la coyuntura de COVID-19.

Juntos, son un monumento a estos extraños tiempos financieros que generaron fortunas extraordinarias y hundieron a legiones en la pobreza extrema.

Para Kim Forrest, fundadora de la firma de inversión Bokeh Capital Partners en Pittsburgh, la exuberancia de las empresas que se beneficiaron de la pandemia de COVID-19 parecía una reedición de lo que ella llama la insensatez de la burbuja tecnológica. “Estaban llenando un nicho que necesitaba ser resuelto desesperadamente, pero no era algo a largo plazo”, expuso. “Los inversores buscan crecimiento y no hay más crecimiento en el trabajo desde casa”.

El grupo de “otros multimillonarios” incluye a persona favorecidas por la ayuda fiscal y las bajísimas tasas de interés que siguieron a la pandemia, como:

Elon Musk, de Tesla, quien se convirtió en la persona más rica del mundo

Masayoshi Son, de SoftBank, cuyas apuestas tecnológicas apalancadas solo aumentaron, y

Sam Bankman-Fried, el joven magnate de las criptomonedas que se subió a toda clase de olas, desde Bitcoin hasta Bored Apes.

Ninguno de estos empresarios ultra ricos ha demostrado ser inmune al esfuerzo colectivo de los bancos centrales mundiales para elevar las tasas de interés a fin de controlar la inflación galopante. El índice de acciones globales MSCI All-Country World ha bajado un 25 por ciento este año.

Sin embargo, las nuevas fortunas más estrechamente vinculadas a la pandemia por COVID-19 se han derrumbado a una velocidad vertiginosa, solo comparable con otros episodios únicos en una generación como la crisis financiera de 2008 y la Gran Depresión.

Los 5 millonarios más beneficiados y más golpeados por la pandemia por COVID-19

La tecnología de Moderna para la vacuna COVID llevó a la fortuna de Stephane Bancel a los 15 mil mdd. (Jason Alden/Bloomberg)

Stéphane Bancel – CEO de Moderna

La tecnología de Moderna para la vacuna COVID llevó a la fortuna de Stephane Bancel a los 15 mil mdd. (Jason Alden/Bloomberg)

15 mil mdd patrimonio neto máximo durante la pandemia

3,700 mdd patrimonio neto al 30 de septiembre

-75% Variación respecto al máximo

Bancel era solo otro científico-inversionista trabajando en los laboratorios de Cambridge, Massachusetts, cuando COVID-19 llegó para cambiar su vida y el curso de su empresa biotecnológica Moderna.

Este francés de 50 años se volvió multimillonario a principios de 2020 tras conocerse que su tecnología para vacuna basada en ARNm podría funcionar contra el coronavirus. Para agosto de 2021, cientos de millones de personas habían recibido la inyección, las acciones de la compañía estaban en máximos históricos y el patrimonio neto de Bancel alcanzó los 15 mil mdd.

Luego apareció la variante ómicron con su capacidad de evadir la protección de las vacunas. El escepticismo sobre la inoculación persistió entre sectores del público y la demanda de vacunas disminuyó, hundiendo el valor de las acciones y la fortuna de Bancel. Dijo en mayo que planea donar la mayor parte de su dinero.

Eric Yuan – Presidente y CEO de Zoom

28,600 mdd Patrimonio neto máximo durante la pandemia

4,600 mdd Patrimonio neto al 30 de septiembre

-84% Variación respecto al máximo

Yuan fundó Zoom en 2011, inspirado en parte por los desafíos de viajar frecuentemente 10 horas para ver a su novia, hoy esposa, cuando eran estudiantes.

Con un crecimiento constante antes de la pandemia (la valoración de Zoom alcanzó los mil millones de dólares en 2017), su software de videoconferencia se convirtió en una infraestructura crítica durante la pandemia por COVID-19.

Conforme el mundo recurrió a Zoom para el trabajo y las relaciones sociales, la fortuna de Yuan aumentó a casi 29 mil mdd. Ahora, con la reapertura de las economías y la mayor competencia, el boom se ha frenado y el fabricante de software ha recortado su pronóstico de ventas.

Yuan donó alrededor de un tercio de su participación en Zoom el año pasado y ha obtenido más de 2 mil 600 mdd por la venta de acciones desde principios de 2020.

Forrest Li – Presidente y director ejecutivo del grupo Sea

Forrest Li, presidente de Grupo Sea, alcanzó una fortuna de 22 mil mdp durante la pandemia por COVID-19. (Wei Leng Tay/Bloomberg)

Forrest Li, presidente de Grupo Sea, alcanzó una fortuna de 22 mil mdp durante la pandemia por COVID-19. (Wei Leng Tay/Bloomberg)

21,900 mdd Patrimonio neto máximo durante la pandemia

3,800 mdd Patrimonio neto al 30 de septiembre

-83% Variación respecto al máximo

Forrest Li fue brevemente la persona más rica de Singapur el año pasado, pues su fortuna casi alcanzó los 22 mil mdd cuando los consumidores confinados en casa recurrieron a las compras y los juegos en línea.

Para una de las estrellas más brillantes de Asia (las acciones de Sea Ltd. aumentaron 2 mil 300 por ciento entre 2017 y 2021), el declive ha sido rápido. La noticia de que su principal fondeador, Tencent Holdings Ltd., estaba vendiendo parte de su participación sacudió a los inversores, y la caída se profundizó cuando India prohibió abruptamente su juego móvil más popular.

A medida que los consumidores reducen sus gastos en línea debido al aumento de las tasas de interés y la inflación, la empresa está recortando puestos de trabajo y la alta gerencia ha renunciado a sus salarios para frenar las pérdidas crecientes y recuperar a los inversionistas.

Ernie Garcia – Cofundador de Carvana

21,800 mdd Patrimonio neto máximo durante la pandemia

4,000 mdd Patrimonio neto al 30 de septiembre

-82% Variación respecto al máximo

Carvana, la plataforma de comercio electrónico para autos usados, tuvo una de las historias más extremas de la pandemia. Las fuertes apuestas en su estrategia de crecimiento a toda costa hicieron que las acciones multiplicaran 25 veces su valor desde su salida a bolsa, antes de que el nerviosismo y la caída de la confianza del consumidor hicieran mella.

Actualmente las acciones han perdido lo que ganaron en la pandemia y un poco más debido a la pérdida de interés inversionista en las empresas sin una estrategia clara de rentabilidad. Garcia, quien posee alrededor del 30 por ciento de Carvana, llegó a tener un patrimonio de casi 22 mil mdd. Su fortuna ha descendido a una cuarta parte de eso, aunque se embolsó fuertes ganancias después de vender acciones por valor de miles de millones de dólares durante el boom de su concesionaria.

Bom Kim – Fundador de Coupang

8,900 mdd Patrimonio neto máximo durante la pandemia

3,000 mdd Patrimonio neto al 30 de septiembre

-67% Variación respecto al máximo

La empresa de comercio electrónico Coupang Inc., apodada “el Amazon de Corea”, debutó en la bolsa neoyorquina el año pasado cuando los inversores quisieron aprovechar el auge de las compras en línea.

Kim, quien regresó a Corea del Sur y fundó Coupang en 2010 tras abandonar la Escuela de Negocios de Harvard, vio cómo su patrimonio neto se disparaba a cerca de 9 mil mdd en medio de la pandemia por COVID-19. Sin embargo, solo unos meses después de su exitosa oferta pública inicial, la compañía enfrentó críticas de sindicatos y clientes por sus condiciones laborales.

Y cuando los inversores desairaron a las empresas de e-commerce a nivel mundial, el descalabro bursátil fue brutal. Su fondeador, SoftBank Group Corp., vendió 50 millones de acciones de Coupang en marzo a 20.87 dólares por papel, frente al precio de salida de 35 dólares.

¿Qué más sabemos de los millonarios del COVID-19?

De los 58 multimillonarios de COVID, 26 proceden de Asia, 18 de Estados Unidos y Canadá, y 10 de Europa.

Solo hay dos mujeres: Falguni Nayar (fundadora de la primera ‘unicornio’ india dirigida por una mujer en salir a bolsa, la marca de belleza Nykaa) y Denise Coates (codirectora y accionista mayoritaria de la empresa británica de apuestas en línea Bet365 Group Ltd).

Los negocios de los 58 se dividen en siete categorías.

Los cambios en el estilo de vida suscitados por las medidas de distanciamiento social durante la pandemia jugaron un papel importante: más de la mitad de los multimillonarios del COVID-19 están asociados con empresas atinentes al trabajo remoto, el comercio electrónico y los hábitos del ‘quédate en casa’. Un tercio está vinculado a empresas del mundo farmacéutico y sanitario, que producen de todo, desde vacunas hasta ventiladores.

Aunque el patrimonio neto promedio de los multimillonarios del CIVID sigue siendo sustancialmente mayor en comparación con lo que tenían antes de la pandemia, las ganancias han caído.

Vía El Financiero