Robo de gas LP se dispara 30% alcanzando niveles delictivos históricos | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Economía

Robo de gas LP se dispara 30% alcanzando niveles delictivos históricos

El gas LP se ha convertido en uno de los combustibles más robados por la delincuencia organizada no sólo por la alta demanda, sino también por los altos precios que alcanzó


Robo de gas LP se dispara 30% alcanzando niveles delictivos históricos | El Imparcial de Oaxaca
Imagen: Internet

El gas LP se ha convertido en uno de los combustibles más robados por la delincuencia organizada no sólo por la alta demanda, sino también por los altos precios que alcanzó con la liberación del mercado.

Esto, en conjunto con las acciones que está llevando a cabo Petróleos Mexicanos (Pemex) para disminuir la ordeña de gasolinas y diésel, ha convertido a este combustible en un producto atractivo en el mercado negro.

En su último reporte, Pemex detalla que entre enero y junio de este año se detectaron mil 217 tomas clandestinas para el robo de gas LP.

La cifra representa un aumento de casi 30% o 278 tomas más en comparación a las 939 del mismo periodo del año pasado.

La Asociación Mexicana de Distribuidores de Gas Licuado y Empresas Conexas (Amexgas) estima que, de continuar esta tendencia en el robo y venta ilícita de este combustible, las pérdidas podrían superar los 30 mil millones de pesos este 2021.

De acuerdo con los datos históricos de tomas clandestinas de Pemex, el número actual de ilícitos para el robo de gas LP es el más alto en la que la empresa tenga registro, pues volvió a romper récord, lo que no sólo está afectando al mercado, sino que pone en riesgo a las comunidades cercanas a los ductos que transportan este combustible, ya que es altamente inflamable y puede causar accidentes.

ESTADOS QUE MÁS PADECEN EL DELITO

Actualmente este delito se concentra en los estados de Puebla, Hidalgo, Estado de México, Tlaxcala, Veracruz, Querétaro, Guanajuato, Tabasco, Chiapas, entre otros, siendo estas las áreas de mayor conflicto no sólo por su cercanía a los ductos de Pemex, sino también por ser zonas con más demanda.

El estado en donde se ha desarrollado de manera importante este delito es Puebla, considerado uno de los principales focos rojos en el robo de combustibles, pues este pasó de 717 tomas de enero a junio de 2020 a 846 en el mismo periodo de 2021.

Esto significó un aumento de 18% o 129 tomas más, lo que demuestra el desarrollo que está teniendo este ilícito.

En el segundo sitio se encuentra el Estado de México, el cual en el periodo referido ya registró 153 perforaciones ilegales, 47.1% más que el año pasado.

Sin embargo, en Tlaxcala el aumento fue exponencial, pues se detectaron y sellaron 139 tomas, 215.9% más que las 44 del año pasado.

De manera contraria, Querétaro registró una reducción de 42% en este delito, pues pasó de sólo 50 tomas a 29 este año.

Aunque en Hidalgo, Veracruz y Chiapas, registraron aumentos que van de 108.3%, 150% y 600% en cada caso, por lo que sigue siendo uno de los principales problemas para Petróleos Mexicanos y los distribuidores privados.

Es importante destacar que sus principales puntos de venta se encuentran en el centro del país, por ser donde se concentra la mayor demanda a escala nacional por parte de los consumidores finales.


 

Relacionadas: