Seis errores que no debes cometer cuando renuncias a un trabajo | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Economía

Seis errores que no debes cometer cuando renuncias a un trabajo

Es muy importante la forma en la que dejamos un trabajo


Seis errores que no debes cometer cuando renuncias a un trabajo | El Imparcial de Oaxaca

Según Robert Sutton, profesor de comportamiento organizacional en la Stanford Graduate School of Business, es muy importante la forma en la que dejamos un trabajoEs necesario planear la salida.

No dejes a tu jefe y compañeros con el trabajo a medias

Para estos casos lo mejor es completar todas las tareas actuales. De ser posible, entrena a tu reemplazo con algunas semanas de anticipación, para que aprenda y puedas monitorear cómo desempeña sus tareas.

Dales algo de tiempo

Además de entrenar a tu reemplazo, también tienes que darles tiempo para que lo busquen y contraten. Salirse de un día para otro es poco amable. Entre dos semanas y un mes es un periodo de tiempo razonable para comenzar un proceso de contratación.

Tu entrevista de salida

Antes de dejar el trabajo, hay varias empresas que piden una entrevista para que platiques tu experiencia de laborar con ellos. Aunque prometan que la charla será privada, no es conveniente ser totalmente honesto.

Es probable que necesites de tu jefe para próximas referencias de trabajo. Habla de las cosas que te molestan, pero no de las más fuertes.

Sé políticamente correcto y habla de las cosas que podrían mejorarse. Establece retroalimentación profesional.

Agradece a los demás

Daniel Kahneman, ganador del Nobel 2002 en Economía, demostró que las personas recuerdan las experiencias por cómo terminaron.

Considera escribir un correo o carta para tu jefe y compañeros de trabajo, en el que te despidas y hables de cómo te impactaron de manera positiva mientras estuviste con ellos.

Prepárate para la incertidumbre

Aun cuando dejas la empresa en la que estás porque no te gustaba, debes prepararte para el siguiente paso. Llegarás a conocer a otras personas, otro ambiente y nuevas tareas. No todo será “miel sobre hojuelas”.

Una nueva rutina y compañeros

Es como el inicio de clases en una nueva escuela. En la antigua compañía sabías el lugar que ocupabas y conocías a tus compañeros. En la nueva oficina tendrás que encontrar tu nuevo lugar en la dinámica social que establezcas.


 

Relacionadas: