Consume Unión Europea jalapeño y chipotle piratas | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Economía

Consume Unión Europea jalapeño y chipotle piratas

El gremio, encabezado por empresas como Herdez y La Costeña, exigen un “reconocimiento de ubicación geográfica” a estos productos nacionales.


Consume Unión Europea jalapeño y chipotle piratas | El Imparcial de Oaxaca

México

México exigió a la Unión Europea el reconocimiento de ubicación geográfica para los chiles jalapeño y chipotle enlatados, debido a que su mercado recibe varios productos que presumen ser mexicanos pero proceden de otros países.

El nuevo frente de discusión se dio en el contexto de la renegociación del Tratado de Libre Comercio entre México y la Unión Europea (Tlcuem).

En entrevista con MILENIO, Jonás Murillo González, director general de la Cámara de la Industria de Conservas Alimenticias (Canainca), que aglutina a las firmas más representativas del sector, entre ellas Herdez y La Costeña, afirmó que esos “chiles” que se venden en Europa son de baja calidad y se ofrecen a precios bajos, lo que afecta las exportaciones mexicanas.

“A Europa están entrando productos de Perú, Chile, Turquía y Asia, con diferentes calidades, pero sobre todo colgándose de un prestigio que solo tiene México”, señaló.

En ese sentido, resaltó que desde la Canainca defienden el reconocimiento como ubicación geográfica de los chiles jalapeño y chipotle, “ya que entendemos que ambos son productos netamente mexicanos”.

Explicó que el chipotle tiene un proceso diferente para lograr su sabor, mientras que el jalapeño proviene de una planta que gracias a las condiciones geográficas obtiene sus características únicas; posteriormente se envasan y se convierten en parte de la cultura gastronómica del país.

“Nunca te van a poner en una lata jalapeño chino o jalapeño turco; es decir, el impacto que tiene un producto como éste es que no dejan de ser piratas; el original es el que hacemos en México, por tal motivo necesitamos tener una serie de protecciones”, dijo.

Refirió que la protección que buscan es la indicación geográfica, ya que ésta, a diferencia de la denominación de origen, es un tema de territorialidad que se suscribe a regiones poco extensas; “por ejemplo, el tequila, que solo se puede llamar así el producto que se hace en el municipio de Tequila y en un radio relativamente pequeño.

“Entonces, todo lo que no esté producido en México y hecho de esa manera no puede llamarse así; por ende, el chile turco tendrá que llamarse de otra manera. Nosotros no queremos que se desprestigie a la gastronomía mexicana”, resaltó.

Destacó que la mayor preocupación que tienen dentro del Tlcuem, sobre todo en temas nuevos, como los chiles, es que lo usen como moneda de cambio.

“Estamos muy vigilantes de que se evalúe nuestro producto, no como moneda de cambio de ningún otro sector; cada quien que defienda el producto o el negocio que le corresponda”, dijo.

De la exportación de chiles, 80 por ciento se va a EU, 15 a Europa y 5 por ciento a Asia.

“En valor, México vende 7 mil millones de pesos de chiles, de los cuales 5 mil 500 son de jalapeño y mil 700 de chipotle, el resto son de otras variedades”, comentó Murillo.

Fraudulentos

En medios de comunicación españoles, Antonio Martínez Blasco, presidente de la Denominación de Origen Queso Manchego, argumentó que México elabora ese producto con leche de vaca, en lugar de oveja de Europa, por lo que calificó de fraude al consumidor, por lo que no se puede consentir llamarlo tipo manchego.

En esa línea, planteó que si esas irregularidades se le permiten a México, “¿a nosotros se nos dará permiso de hacer en Europa una bebida ‘tipo tequila’?”.