Alemania y el G7 lanzan financiamiento climático 'Global Shield' en la COP27 - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Ecología

Alemania y el G7 lanzan financiamiento climático ‘Global Shield’ en la COP27

La iniciativa tiene como objetivo llevar fondos rápidamente a las comunidades de los países de bajos ingresos afectados por un desastre climático. Los críticos lo ven una “distracción” frente a un fondo real de daños.


Alemania y el G7 lanzan financiamiento climático ‘Global Shield’ en la COP27 | El Imparcial de Oaxaca

 

Alemania aportará 170 millones de euros a la iniciativa “Global Shield” para ayudar a los países vulnerables y de bajos ingresos a recuperarse en caso de desastres climáticos. Lanzado por el G7 y el grupo V20, formado por 58 naciones vulnerables en la cumbre climática COP27 de Egipto, su objetivo es fortalecer los esquemas de protección social y el seguro de riesgo climático para que, cuando ocurra un evento climático extremo, las comunidades puedan acceder a la ayuda rápidamente y recuperarse, explicó el Ministerio de Desarrollo Económico y Cooperación de Alemania (BMZ).

“Si no existe un plan de protección, una sequía puede significar que un pequeño agricultor pierda no solo su cosecha sino también todo su sustento porque no puede permitirse comprar nuevas semillas”, dijo el Ministerio en un comunicado. Un esquema de protección que “se activa automáticamente en caso de crisis” libera dinero para nuevas semillas de inmediato, lo que limita el daño, continúa el comunicado. El BMZ dijo que los países del Sur Global enfrentan las peores consecuencias del calentamiento global, pero no tienen los recursos para proteger a sus ciudadanos. Países como Canadá, Irlanda y Dinamarca han anunciado que aportarán otros 40 millones de euros a la iniciativa.

Pero los críticos cuestionan si un programa centrado en los seguros tiene sentido cuando los lugares podrían volverse “no asegurables” debido al empeoramiento del clima extremo y la multiplicación de los desastres. “Un seguro no será factible. Si tengo accidentes automovilísticos cada dos días, la compañía me incluirá en la lista negra”, compara Harjeet Singh, experta de la Red de Acción Climática.

Los detalles sobre cómo funcionará la iniciativa, adónde irá el dinero y cómo llegará a las personas que lo necesitan son hasta ahora “muy vagos y muy opacos”, agregó Singh, jefa de estrategia política global dicha organización, que reúne a miles de ONG.

‘Global Shield’ aborda pérdidas y daños

El BMZ afirma que los países industrializados como Alemania necesitan “abordar honestamente” las pérdidas y daños relacionados con el clima. “El tema está ligado a la responsabilidad de los países industrializados por causar el cambio climático y con la cuestión asociada de la justicia climática”, según el Ministerio. Después de años de resistencia de los grandes países emisores, un fondo así por primera vez está en la agenda oficial de una COP.

Gran parte de la financiación climática destinada a los países de bajos ingresos se presenta en forma de préstamos. Las deudas del V20 sumarán cerca de medio billón de dólares estadounidenses en los próximos cuatro años. Kenneth Nana Yaw Ofori-Atta, presidente del grupo y ministro de Finanzas de Ghana, dijo en un comunicado que el enfoque en los seguros ayudaría a evitar que los países se endeudaran más.

El seguro no es la panacea para las naciones vulnerables al clima

Para Singh, de Climate Action Network, lo que los países necesitan es un mecanismo claro de financiación de pérdidas y daños. Según él, el seguro no cubre eventos de aparición lenta que causan daños graves, como el aumento del nivel del mar o la desertificación. Además, a menudo paga muy poco en un desastre, o no paga nada, agregó Singh. Según un análisis de DW de 2018, los pagos del seguro de riesgo climático en África cubrieron el 9,4 por ciento de los daños relacionados con el clima.

“En caso de responder a los desastres climáticos, el papel de los seguros es muy, muy limitado. Pero los seguros están ocupando gran parte de la atención en estas discusiones”, afirma Singh. “No estoy en contra del seguro, pero se está proyectando como una panacea”.

‘Global Shield’ es un ‘buen comienzo’

David Ryfisch, de la ONG ambiental Germanwatch, con sede en Bonn, ve en el “Global Shield” un “intento genuino por dar un impulso significativo al tema de la financiación”. Y destaca que, además del seguro, también incluye una cláusula de desastre natural que se activará para congelar la devolución de los préstamos climáticos de un país en ciertas circunstancias, para que pueda destinar ese dinero a paliar los efectos del desastre.

“Ese es un desarrollo interesante e importante porque muchas ONG criticaron el hecho de que se trata de un plan de seguros”, dijo Ryfisch. “Pero ‘Global Shield’ se ha convertido en un conjunto mucho más diverso de instrumentos”. El dinero dedicado hasta ahora es un “buen comienzo”, agregó Ryfisch, pero en términos de la “magnitud que estamos viendo de pérdidas y daños esperados, en realidad es solo el pistoletazo inicial”.