Los políticos son más inteligentes que el ciudadano promedio, esto al menos en Suecia | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Ciencia

Los políticos son más inteligentes que el ciudadano promedio, esto al menos en Suecia

Los políticos tienen un intelecto mayor al promedio de las personas y cuanto más alto es el cargo, mayor es el intelecto


Los políticos son más inteligentes que el ciudadano promedio, esto al menos en Suecia | El Imparcial de Oaxaca

“No sólo los políticos tienen un cociente intelectual más alto que la población en general, sino que cuanto más se asciende en la política (de nominado, a concejal, a alcalde, a diputado), ¡más alto es su coeficiente intelectual!”

Suecia hace que todos tomen una prueba de Cociente Intelectual (CI) como parte de su servicio militar obligatorio, y si le pide a los militares muy bien, le darán los resultados de las personas. Un equipo de investigadores obtuvo las pruebas de CI de todos los políticos suecos.

No tan alto que la Ivy League

Los políticos no solo tienen un coeficiente intelectual más alto que la población en general, sino que cuanto más alto se asciende en política (de nominado, al concejo municipal, al alcalde, a miembro del parlamento), ¡mayor es su coeficiente intelectual!

Los miembros del Parlamento tienen un promedio de 6.7 en esta prueba, que creo que equivale a un coeficiente intelectual de 115, no tan alto como los de la Ivy League, pero aún muy por encima del promedio. De modo que las mismas habilidades intelectuales que hicieron de Henri un gran matemático podrían haber ayudado a Raymond a convertirse en primer ministro.

Y, a pesar de todo, muchos de los intelectuales, pensadores, opinólogos y políticos son analfabetos funcionales. Esta afirmación es muy chocante, pero solo nos lo parece porque continuamos considerando que los conocimientos del ámbito de las letras, de la historia, de la literatura, de la economía… son más importantes que los conocimientos en física, química o matemáticas.