Figuran oaxaqueños en el Photoville 2022 | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Figuran oaxaqueños en el Photoville 2022

El programa fotográfico se desarrolla del 4 al 26 de junio en 20 sedes y abarca 60 exposiciones de igual número de profesionales de la lente. Dos de ellos, Lazo y Santiago, de Oaxaca.


Figuran oaxaqueños en el Photoville 2022 | El Imparcial de Oaxaca
Fotos: Photoville 2022 / Jorge Santiago, originario de Guelatao de Juárez comparte Identidad en juego

Con dos propuestas y miradas situadas en comunidades indígenas de su estado, los fotógrafos oaxaqueños Luvia Lazo (Teotitlán del Valle) y Jorge Santiago (Guelatao de Juárez) participan en el festival Photoville 2022.

El programa fotográfico se desarrolla del 4 al 26 de junio en 20 sedes y abarca 60 exposiciones de igual número de profesionales de la lente. Dos de ellos, Lazo y Santiago, de Oaxaca.

En la undécima edición del festival, Luvia Lazo presenta la exposición Kanitlow, una palabra en zapoteco que, explica, suele usarse “para nombrar algo o alguien que empieza a desaparecer” y que podría traducirse como “los rostros de pierden” o “desaparecen”.

Jorge Santiago comparte Identidad en juego, que se desprende de una exposición homónima presentada hace algunos años en el Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo, en Oaxaca. Desde sus imágenes aborda cómo un deporte como el baloncesto (o basquetbol) se ha vuelto parte de la identidad de Guelatao, una comunidad zapoteca reconocida como cuna del Benemérito de las Américas, Benito Juárez.

 

La propuesta de Luvia Lazo se basa en las personas de la tercera edad / Luvia Lazo presenta la exposición Kanitlow

 

La propuesta de Luvia Lazo se basa en las personas de la tercera edad, a quienes empezó a fotografiar tras la muerte de su abuelo, Domingo.

Hace ya un año, lo perdí, después de esta pérdida comencé a prestar mucha atención a los adultos mayores, me gusta mirar sus manos, sus expresiones, los movimientos, la manera en que caminan y como sostienen las tazas de chocolate al beber, incluso la forma en cómo se acomodan el sombrero en la cabeza”, señala Luvia sobre sus fotografías.

Esos retratos de abuelos y abuelas que empezó a hacer en su pueblo se convirtieron en una manera de encontrar reminiscencias de su abuelo en ellos. Pero también “en una forma de preservar y documentar su cultura mientras se transforma”.

Con flores que cubren el rostro de alguna mujer en una comunidad indígena, la fotógrafa capta parte de la personalidad de esta. Un hombre de la región Costa que, como otras personas de la cultura mixteca, portan una red y se visten con prendas llamadas calzón y cotón, la autora muestra a otros abuelos y abuelas.


 

Relacionadas: