Sector editorial logra una recuperación significativa | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Sector editorial logra una recuperación significativa

La industria en México resintió la falta de apoyos fiscales y unas 30 editoriales debieron suspender actividades, mientras 11 cerraron


Sector editorial logra una  recuperación significativa | El Imparcial de Oaxaca

Ciudad de México.- Este año se vivió un paulatino regreso a la presencialidad en el sector editorial y “una recuperación significativa” en la venta de libros, de acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem). Además, la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, una de las más importantes de habla hispana, recibió al público nuevamente en su sede tradicional, aunque parte de su programa continuó de manera virtual.

Juan Luis Arzoz Arbide, presidente de la Caniem, informó que en 2020 se registró una caída de 25 % en la venta de libros en comparación de 2019, pero durante 2021 se logró una recuperación importante. De acuerdo con el comunicado más reciente de este organismo, en el presente ciclo anual del mercado editorial se tuvo una venta cercana a los 12 mil millones de pesos, lo que representó un incremento ante la caída de las ventas a raíz de la pandemia el año anterior, cuando se obtuvieron sólo 3 mil millones de pesos menos.

México: industria en desamparo

Durante su presencia en la pasada FIL de Guadalajara, la Caniem exhortó a valorar más el papel de la literatura: “En México, la industria editorial no es esencial, como en Francia, Alemania, España y otros países”, apuntó. Tal situación “incrementó aún más el desamparo” que percibe el sector de parte del gobierno. Arzoz Arbide declaró que la industria resintió la falta de apoyos fiscales y unas 30 editoriales debieron suspender actividades, mientras 11 cerraron.

Los pasillos de la capital en Jalisco vieron el fluir de escritores, editoriales y lectores que acudieron al reinicio presencial de la FIL de Guadalajara, después de que la edición anterior fue sólo digital. Durante nueve días de programación asistieron 251 mil 900 personas, se realizaron 450 presentaciones de libros, 400 de ellas presenciales. Fue en este formato a distancia que participaron autores internacionales de renombre, como Joyce Carol Oates, Ken Follet, Paul Auster, Etgar Keret, Laura Restrepo y Jane Goodall. En el formato virtual llegaron 18 millones 739 mil personas desde 30 países.

Durante este encuentro editorial, lectores y autores se cimbraron con la noticia del fallecimiento de la escritora española Almudena Grandes, acaecida el 27 de noviembre. Se recordó que la autora de Las edades de Lulú (1989) ahondó en la historia de España y el pasado durante la dictadura franquista. En Madrid, la oficina de correos anunció que se emitirá un sello postal dedicado a la autora, que coincidirá con la Feria del Libro de Madrid. Se tratará del primero de la serie Escritoras, el cual destacará la labor de autoras excepcionales de la literatura de ese país.

Otros nombres destacados de la literatura que fallecieron este 2021 fueron el brasileño Rubem Fonseca, el filósofo y poeta mexicano Enrique González Rojo Arthur, la cuentista Amparo Dávila, los españoles Joan Marsé, Joan Margarit, Carlos Ruiz Zafón, el poeta beat Lawrence Ferlinghetti y, recientemente, Anne Rice y Joan Didion.

En materia de premios, el galardón más importante fue entregado a una voz que ha alertado sobre el colonialismo y el destino de los refugiados: el escritor Abdulrazak Gurnah, originario de Zanzíbar (ahora Tanzania), obtuvo el Nobel de Literatura 2021. Un migrante radicado en el Reino Unido, donde comenzó a escribir en lengua inglesa, también ha criticado el carácter inhumano de los gobiernos contra quienes arriesgan sus vidas al cruzar el canal de la Mancha.

La mirada se ha volcado hacia la literatura africana, pues el senegalés Mohamed Mbougar Sarr fue reconocido con el Premio Goncourt, en Francia, y el sudafricano Damon Galgut obtuvo el Booker, el más importante en el Reino Unido.