Poco a poco reabren espacios culturales | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Poco a poco reabren espacios culturales

La última visita de Ana Santiago al Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO) fue hace más de un año. La pandemia de Covid-19 obligó al cierre temporal de varios…


Poco a poco reabren espacios culturales | El Imparcial de Oaxaca

La última visita de Ana Santiago al Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO) fue hace más de un año. La pandemia de Covid-19 obligó al cierre temporal de varios recintos que como este tenían exposiciones, conferencias, proyecciones, talleres y otras actividades. Si bien la posibilidad de aglomeraciones se daba en las inauguraciones, el día a día era de poca afluencia. 

En la ciudad de Oaxaca, el IAGO es uno de los pocos recintos que ha retomado el contacto presencial con sus públicos. Aunque sus salas de biblioteca siguen cerradas, el patio y el museo ya cuentan con acceso o actividades por inaugurar. 

“Es bastante reconfortante volver a encontrar los espacios culturales abiertos”, cuenta Ana, quien usaba el patio del IAGO para un trabajo académico. A la par de su reapertura el 26 de abril, el instituto reanudó el préstamo de libros a domicilio. Aunque limitado, este tipo de acceso a la biblioteca es benéfico para estudiantes como Ana. 

“A quienes somos usuarios de biblioteca se nos ha dificultado poder encontrar material para nuestros trabajos”, cuenta la alumna, quien considera benéfica la reapertura del instituto y de las exposiciones: “De repente ya estábamos cansados del contenido digital”.

Además del IAGO, otro de los recintos fundados por Toledo que reabrió en medio de la pandemia es el Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo (CFMAB), que desde marzo permite el acceso del público con medidas sanitarias. El Museo de Filatelia (Mufi) de Oaxaca reanudó sus visitas y actividades presenciales el 26 de abril. 

En poco más de dos semanas, su público ha sido mayormente extranjero. Asimismo, de visitantes nacionales. Los locales, señala María de la Luz Santiago Pérez, han acudido muy poco. La coordinadora operativa del museo que pertenece a la Fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca (FAHHO) cree que el horario es una de las causas de esta ausencia, pues la niñez está en clases y sus padres y demás adultos en el trabajo.

Para Santiago Pérez, reencontrarse con sus públicos implicó un cambio radical para repensarse y reconfigurarse. Y si bien hubo que cerrar por un año, eso no implicó el cese de actividades, mismas que se trasladaron a lo virtual; en tanto, el personal siguió con otras labores en la sede. Sin embargo, reconoce que hubo un momento en que la virtualidad generó una saturación entre las personas, pues varios espacios como este recurrieron a las plataformas virtuales.

Hasta ahora, el Mufi ha tenido un máximo de 100 visitantes en un día, en un horario de 10 a 15 horas. Y es que al igual que otros espacios se deben de seguir las medidas sanitarias como la toma de temperatura, la desinfección del calzado, uso obligatorio de cubrebocas y la sana distancia.

Las medidas sanitarias son las mismas en el Centro Cultural San Pablo y en el Museo Textil de Oaxaca, otros espacios de la FAHHO que reabrieron al público, aunque bajo la modalidad de cita.