Crisis por Covid lleva al cierre de Amate Books
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Crisis por Covid lleva al cierre de Amate Books

Por más de dos décadas, la librería bilingüe fundada por Henry Wangeman y Rosa Blum se convirtió en un lugar icónico del centro de la ciudad de Oaxaca

  • Crisis por Covid lleva al  cierre de Amate Books
  • Crisis por Covid lleva al  cierre de Amate Books
  • Crisis por Covid lleva al  cierre de Amate Books
  • Crisis por Covid lleva al  cierre de Amate Books

Las dos décadas de vida de Amate Books en el Andador Turístico de la ciudad de Oaxaca terminaron ayer. Y aunque reabrir queda en la posibilidad, no será en el lugar donde la librería bilingüe se convirtió en algo icónico, en una especie de puente entre Oaxaca y el extranjero o viceversa. La crisis económica derivada del Covid-19 orilló a Henry Wangeman, su propietario, a abandonar el local que albergó a la librería en este tiempo.

Como un niño que debe irse a casa para hacer la tarea, así describió Wangeman el momento por el que pasa, en espera de que “salga el sol para jugar otra vez”: “Me estoy llevando todo, pero cuando la situación mejore, cuando empecemos a regresar a alguna normalidad, la abriremos en otro local”.

FUTURO INCIERTO

Al mediodía de ayer, un par de camionetas de mudanza aguardaba sobre la calle Macedonio Alcalá, en el centro de Oaxaca de Juárez. Quedarse –indicó Henry– no es redituable. “Me voy porque el futuro es incierto”, contó el propietario de la librería que se caracterizó por libros en inglés, sobre literatura, o de corte académico que no había en otros lugares.

“Nuestra fama fue: libros en inglés y libros sobre México. Nuestro papel era ser como embajador de México presentando lo mejor del país a través de los libros”.

Entre las calles Manuel Bravo y Matamoros, Henry, amigos, colaboradores y empleados de mudanza subían los estantes en que exhibió títulos de la literatura mexicana y latinoamericana traducidos al inglés, desde Octavio Paz, Isabel Allende o Gabriel García Márquez hasta Valeria Luiselli o Juan Pablo Villalobos. O aquellos de autores clásicos de habla inglesa, como Jane Austen, que varios jóvenes buscaron para reforzar su conocimiento de aquel idioma.

RECIBIÓ APOYO

“Estoy muy agradecido por tanta clientela que apoyó, que apreciaba mucho los libros. Estuvo ese apoyo, pero no fue posible (continuar)”, narró Wangeman sobre el cierre de la librería en ese sitio. Uno en el que él y su fallecida esposa, Rosa Blum, estuvieron por 29 años; primero con la galería de arte Corazón del pueblo, y luego, desde hace 22 años, con Amate Books.

Esta última iniciativa tomó su nombre del papel que se usaba en tiempos prehispánicos en Mesoamérica, en lo que ahora es México. “Cuando pusimos la librería, pintamos las paredes con colores que aprendimos de la artesanía de aquí”, recordó Wangeman sobre los orígenes de la librería que estimuló su trabajo y de su esposa.

UN CLIENTE PECULIAR

Entre sus clientes, recordó que uno muy peculiar fue el artista Francisco Toledo, de quien piensa que incluso conocía mejor su inventario que él mismo, y que no sólo adquirió ejemplares para sí sino para la biblioteca del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca, IAGO.

“Él me hizo pensar y por eso empezamos a donar libros a varias entidades, pues no solo una persona (Toledo) debía tener conciencia cívica”.