Artistas de Oaxaca abordan identidades | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Artistas de Oaxaca abordan identidades

La exposición colectiva presenta las reflexiones del colectivo Luciérnaga, el que desde la danza, el teatro, el arte visual y otras expresiones propone pensar en el pasado y el presente


  • Artistas de Oaxaca abordan identidades
  • Artistas de Oaxaca abordan identidades

¿Desde qué “puerto” se sale para navegar en la inmensidad del mundo? Desde aquello a lo que “podemos llamarle identidad o una cartografía de uno mismo”, responde el artista Pavel Scarubi Urbieta.

A partir de esta idea y de la propuesta de la identidad como algo esencial para la construcción de una persona, él y los demás integrantes del colectivo Luciérnaga trabajaron una serie de escenas dramáticas (una especie de obra teatral). Éstas se basaban en la idea del ombligo como el sentido de pertenencia a un lugar, como los rituales que en diferentes pueblos del mundo se practican con esta parte de una persona recién nacida, por ejemplo, al enterrar el ombligo bajo un árbol.

PROPUESTAS RELACIONADAS CON EL CAMPO

Sin embargo, luego de haber conseguido esta primera solución, Ernesto Diez, Pavel Scarubi Urbieta, Itandehui Méndez y Audelo Bernal trabajaron en otras propuestas o soluciones artísticas relacionadas con el campo de cada uno: la investigación teatral, el arte visual, la danza, entre otras áreas. Éstas los condujeron a una serie de piezas multidisciplinarias que compartirán en la exposición Ombligo, a inaugurarse hoy, viernes 13 de marzo, en el Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca, MACO, a las 19 horas.

IDEAS SOBRE EL ORIGEN Y EL RECUERDO

La exposición colectiva retoma ideas sobre el recuerdo, el origen, la identidad y un universo emotivo, según describe Ernesto. El artista visual y teatrero destaca dos cosas del proyecto: el sentido emotivo como un factor de decisiones, y en el que la manera de tomar decisiones depende de cada persona, de su subjetividad.

En el ejercicio propuesto por Pavel, “salieron danzas, actos escénicos, dibujos, fotografías, videos, esculturas…”. Esas salidas sirvieron para que el colectivo planteara “cómo a partir de esta gran inmensidad del mundo, del flujo de cosas que pasan todo el tiempo, que están proyectándose, uno puede decidir reconocerse desde su origen para empezar a navegar en el mundo actual”.

Cómo a partir del ritmo acelerado es posible entenderse, ese es otro de los ejes de la exposición e idea del colectivo que comparte por primera vez el resultado completo de sus reflexiones y cuestionamientos.

IDENTIDAD EN OTROS CONTEXTOS

A través de Ombligo, los integrantes del colectivo reflexionan sobre la idea de identidad, o identidades, que en el caso de Oaxaca no sólo tiene que ver con las culturas, sino con un contexto de consumismo o de capitalismo. Desde ahí se propusieron encontrar un espacio donde la convivencia permita el conocerse a sí mismo y a los otros.

“Es un trabajo muy subjetivo, muy parcial”, remarca Ernesto, quien ahonda en que el ejercicio propuesto por Pavel implicó para cada uno de sus compañeros adentrarse en sí mismos. Y en su caso preguntarse en dónde estaba ese “ombligo”, ese origen o esa conexión con su pasado. “Fue una búsqueda, descubrir muchas cosas, rascar en lugares incómodos, ponerse en una posición un poco confortable”.

Las experiencias fueron diversas. Sin embargo, la búsqueda era la misma, la de ese ombligo real o simbólico. “La misma cultura y contexto hace que la decisión de dónde colocar el ombligo puede arrancar un proceso creativo”, señala Pavel.

PROCESO DE LAS INVESTIGACIONES

Este viernes, una selección de piezas sobre el proceso y resultado de esas investigaciones o exploraciones de cada artista se presenta en el MACO. En la exposición, cuya inauguración es de acceso libre y gratuito, se podrá ver parte del proceso a través de una escultura con semillas germinadas, en alusión a la vida.

Al tratarse de una constante búsqueda de identidad o identidades, el colectivo considera que posterior a esta primera exposición global se sigan generando otras propuestas interdisciplinarias, siempre a partir del ombligo como eje de esos ejercicios.

“Además porque muchas de las piezas son hechas sólo para la sala, son efímeras, irrepetibles. Tendríamos que reinterpretarlas”, apunta Ernesto.