Es la comunidad artística la que decide apoyos: René Foquet | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Es la comunidad artística la que decide apoyos: René Foquet

René Roquet afirma que se eligen diversas estéticas y discursos.


Es la comunidad artística la que decide apoyos: René Foquet | El Imparcial de Oaxaca

En la última edición, el programa de Jóvenes Creadores, del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) seleccionó a 220 artistas de entre 18 y 34 años de edad. La decisión de apoyar a estos entre los cerca de 4 mil postulantes, explica René Roquet, recayó —como en las ediciones previas— en la misma comunidad artística, a través de comisiones especializadas y conocedoras de las categorías.

Quien otorga las becas es la comunidad artística, es decir, aquella conocedora de las 21 especialidades que se manejan en el programa, detalla sobre una convocatoria en la que lo que se intenta es detectar y apoyar a los proyectos que “hablen de los fenómenos artísticos que le preocupan a esa comunidad en específico”.

Que no se vicie la selección, que esta sea pública y abierta a toda persona que cumpla los requisitos y que el proceso esté exento de preferencias debido a vínculos entre postulante y jurado, son cuestiones que se han buscado cuidar, refiere el funcionario sobre un proceso que califica de justo.

Esto, debido a los “candados” como la conformación de las comisiones de selección (integrada por lo general por tres jurados “especialistas en cada tema”) que se van rotando cada dos años.

“Es una cuestión importantísima para que no se vicie la selección. Si no, se mantendría la visión de alguien con una estética en particular que sólo becaría a un tipo de proyectos”.

A los tres jurados que se rotan se suma otros mecanismos, explica Roquet. Por ejemplo, un código de ética dentro del cual está la declaración de vínculos del jurado con determinado postulante (si fue su alumno, amigo, colega de trabajo). “Se aplican cuestiones de que ellos no pueden opinar sobre ese proyecto. Quienes los dictaminan son los otros jurados y el que tiene vínculo no habla”.

Asimismo, que el tener a tres o cuatro jurados con formaciones distintas ayuda a la diversidad de proyectos apoyados. “Y eso garantiza que no se vaya a una estética en particular, sino que haya una pluralidad en los discursos y estéticas seleccionadas.