Bibliotecas públicas, encaminadas a la paz | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Bibliotecas públicas, encaminadas a la paz

Deben construir un nuevo país que promueva los valores democráticos en igualdad de oportunidades


Bibliotecas públicas,  encaminadas a la paz | El Imparcial de Oaxaca

A 35 años de su creación, la Red Nacional de Bibliotecas Públicas tiene entre sus retos convertirse en promotora de la paz, de la cultura y del conocimiento. Marisela Castro Moreno, presidenta de la Asociación Mexicana de Bibliotecarios (AMBAC), considera que aunque se han alcanzado varias metas es pertinente que los más de 7 recintos de la red se transformen en espacios que traspasen sus muros, es decir, que se hagan ambulantes y acerquen sus servicios incluso a las zonas de conflictos.

“Las bibliotecas públicas deben participar en la construcción de un nuevo país que promueva los valores democráticos en igualdad de oportunidades para los ciudadanos y promuevan la concordia y la paz”, señaló una de las participantes del XVIII Congreso Nacional de Bibliotecas Públicas, que se realiza desde ayer y hasta hoy en el Centro Cultural y de Convenciones de Oaxaca.

En medio de esta reflexión, el director general de Bibliotecas de la Secretaría de Cultura Federal, Jorge von Ziegler, expresó la necesidad de hacer un diagnóstico para identificar los logros, los desafíos y problemas de la red. Además de, en colectivo, aportar elementos para la planeación y toma de decisiones para una nueva etapa de trabajo de la red que abarca cerca del 50 por ciento de la infraestructura cultural de todo el país.

En el país, existen 7 mil 436 bibliotecas (un promedio de tres por municipio), en las que, según externó Castro Moreno, se ha dejado de lado el concepto de lugares donde sólo hay libros y restricciones para su acceso. Por el contrario, detalló, se ha impulsado la lectura, la introducción de tecnologías, el incremento de acervos, mejoras en la calidad de los servicios, modernización de instalaciones y capacitación del personal.

Y ello ha “convertido a las bibliotecas públicas en una fuente importantísima de integración cultural y social de las comunidades en donde se encuentran”.

Con usuarios anuales superan los 30 millones y alrededor de 500 mil actividades culturales y de fomento a la lectura, las bibliotecas de la red, agrega Von Ziegler, han logrado la participación de cerca de 5.5 millones de infantes, jóvenes y padres de familia.

Sin embargo, como refiere la presidenta de la Asociación Mexicana de Bibliotecarios, aún falta que estas lleguen a “las regiones más alejadas del país, incluyendo las zonas de conflictos, con libros en diferentes áreas del conocimiento, proporcionando servicios como préstamo de libros, acceso a las tecnologías de información, creación de contenidos, formación de usuarios, promoción de la escritura y cumpliendo su objetivo principal, el de la promoción de la lectura”.

Este jueves, durante la inauguración del congreso, también se resaltó la figura del bibliotecario, quien a decir del encargado del despacho de la Secretaría de las Culturas y Artes de Oaxaca, Ignacio Toscano, son el “puente entre los documentos escritos y los usuarios, así como defensor de los lectores, cuyo quehacer acerca el mundo de las ideas a las personas, sin distinciones”.

En el estado, donde existen 477 bibliotecas, Toscano indicó que aun con sus avances y rezagos, las bibliotecas siguen representando el medio por el cual muchas personas tienen su primer contacto con los libros. De ahí la importancia de tales sitios y de quienes les atienden, pues a raíz de los sismos del año pasado, hubo varios recintos afectados parcial o totalmente, con pérdidas totales en varios casos. En medio de ello, la labor de los bibliotecarios fue esencial para la recuperación de los acervos y en la reconstrucción de sus bibliotecas.