Espejos de cal, en el MACO | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Espejos de cal, en el MACO

El mural arquitectónico-sonoro fue inaugurado este sábado por el artista visual Jesús González


  • Espejos de cal, en el MACO
  • Espejos de cal, en el MACO
  • Espejos de cal, en el MACO
  • Espejos de cal, en el MACO
  • Espejos de cal, en el MACO

Espejos de cal es la obra mural del artista Jesús González, quien para la realización empleó elementos naturales y música, a manera de reflejar la sonoridad del proceso y del cubo del Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca (MACO).

La intervención de González se efectuó el sábado, desde las 10:00 y hasta las 19:00 horas, cuando se abrió al público de manera oficial.
Espejos de cal es un mural arquitectónico sonoro cuya idea es tratar de integrar la obra con el cubo y el cubo con ésta y su arquitectura. Asimismo, porque como parte de su realización tuvo como invitados a músicos que tocaron la batería y los timbales mientras el artista efectuaba su intervención.

“El mural también es una partitura arquitectónica. La idea fue que ellos (los músicos) tocaran mientras yo estaba pintando; ellos, según lo que veían y sentían, era lo que tocaban: los colores, las líneas, la fuerza… y yo, escuchando la música, pintaba”, explica el autor.
El cubo, espacio abierto del MACO

“Este cubo tiene mucha acústica y la sonoridad es muy interesante, por eso lo de sonoro y arquitectónico.

Jesús González es muralista que aunque escucha música cuando pinta sobre las paredes, señala que ésta es la primera ocasión en que su obra guarda estrecha relación con las notas y la sonoridad del espacio. Además de incluir el sonido de la cal cuando cae sobre las ollas y mientras se disuelve en ella.

Él, que además del arte se dedica a la música, como baterista, explica que utilizó cal de piedra o cal viva, pigmentos naturales (tierras), agua y baba de nopal, como parte de la técnica de la pintura al fresco y que destaca por ser ecológica.

“Aquí no es un fresco, pero son colores naturales y la baba de nopal y la cal son aglutinantes que te ayudan a que el color se quede fijado, por ejemplo, si llueve, no se cae”, comenta. Aunado a ello, que la cal es ideal para permitir la respiración de las paredes de adobe o ladrillo, aunque en este caso no se logra, pues las paredes tienen como base pintura vinílica.

Jesús González es un artista cuyas obras las ha efectuado en estados como Jalisco, Ciudad de México y Guanajuato, y países como Italia, Polonia, Inglaterra, Perú, entre otros. Además, ha impartido talleres en el Centro de las Artes de San Agustín (CaSa), el Centro Cultural Santo Domingo.

Para quienes visiten su mural en el MACO, González sugirió escuchar la imagen visual, pues “aunque suene raro, una imagen visual también se escucha y en una pieza musical puedes ver colores porque los tonos musicales son medios, altos…”


 

Relacionadas: