Criz Lares, en gran aventura
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Ciclismo

Criz Lares, en gran aventura

La oaxaqueña Cristal Rubí Lares Vásquez recorre el continente americano desde hace un año y cuatro meses, espera terminar en febrero o marzo del año 2021 su recorrido hasta el Cono Sur

  • Criz Lares, en gran aventura
  • Criz Lares, en gran aventura
  • Criz Lares, en gran aventura
  • Criz Lares, en gran aventura
  • Criz Lares, en gran aventura
  • Criz Lares, en gran aventura
  • Criz Lares, en gran aventura
  • Criz Lares, en gran aventura

Fue hace ya un año y cuatro meses cuando Cristal Rubí Lares Vásquez, tomó su bicicleta y emprendió la aventura, su objetivo es llegar a la Patagonia, Argentina en el Cono Sur.

No hay un tiempo pactado para cumplir el objetivo, la idea es disfrutar del viaje, conocer a más personas y mostrar como dice la misma Cris, “que los oaxaqueños somos gente chingona”.

Originaria de la ciudad de Oaxaca, pero avecindada desde hace unos años en Ocotlán de Morelos, contó con el apoyo de sus padres y hermanos que constantemente se comunican con ella en esta gran aventura que se creó en su mente dos años atrás, “hasta ahora llevó recorrido 10 mil 377 kilómetros de recorrido”.

Al respecto declaró: “ha sido un año bastante intenso, pues me ha pasado de todo, desde pasar fríos y casi darme hipotermia, hasta desmayarme por insolación”.

“Claro la gente siempre me ha dado su cariño y aunque a veces no tengo donde dormir, siempre en el camino sucede algo que me ayuda a estar bien, desde acampar en Los Andes hasta dormir en camas cómodas, así me ha tocado”.

Reconoce que ha tenido que sortear en varias ocasiones dificultades económicas y de salud, recuerda que cuando estaba a punto de salir de Colombia en rumbo a Ecuador, le dio neumonía, “se me infectó un pulmón, pero encontré buenas personas y ellos pagaron mis tratamientos”.

Para poder obtener recursos la oaxaqueña ha tenido que trabajar recolectando café, cosechando cacao, uvas, incluso aprendiendo preparar puros, para conseguir ingresos y seguir su sueño de llegar a la Patagonia Argentina en bicicleta.

“Pero también he aprendido fabricar artesanías, y lugar a dónde llevo vendo pulseras hechas por mí, así como aretes y postales de mi viaje”.

“Cuando hay algún trabajo de lo que sea lo hago, pues para seguir viajando, debo agradecer mucho a la gente me ha ayudado mucho, me regalan comida, ropa, y siempre, siempre ayudan.

Reconoce que muchas personas se ven sorprendidas por que una mexicana esté viajando sola, esto la hace sentir más siendo mujer.

“Gracias a esto me he dado cuenta que aman a los mexicanos, en todos los países que he pasado (9 países hasta ahora) conocen mucho de nuestra cultura”.

“La verdad es que ha sido un viaje súper bueno, pues he conocido infinidad de gente y siempre buena, gente que sin conocerme me abre las puertas de su casa”.

Sin embargo reconoce que extraña mucho Oaxaca, “una de las cosas más difíciles es pedalear y que los carros no tengan una cultura vial hacia el ciclista”.

“En Perú, que es donde estoy ahora, no respetan al ciclista, los conductores son irrespetuosos y te echan el carro encima, se pasa los altos”.

Pero sin quitar de vista el objetivo, Criz Lares como se le conoce, reconoce que para llegar su meta le falta mucho camino aún, pues actualmente se encuentro en la cordillera de Los Andes peruanos, ruta muy difícil, “aunque tengo que hacer tiempo porque debo llegar para el verano en Argentina y este empieza entre octubre”.

“Aun me falta pasar por Bolivia y llegar a Argentina para después bajar a La Patagonia argentina y chilena, para llegar a mi objetivo Ushuaia, Tierra del Fuego, espero llegar entre febrero o marzo del 2021”.

Reconoció que Oaxaca es uno de los estados más ricos en todos los aspectos, pidió a los jóvenes que viajen en bicicleta, que salgan a vivir y a disfrutar todo lo que está ahí afuera.

“Que empiecen a viajar por nuestras rutas en Oaxaca, haciendo viajes chiquitos y después tal vez podrían a salir hacer un viaje como el mío”.

Dijo que no necesitan ser ricos para hacer lo, pues en el camino se puede trabajar y juntar para seguir viviendo sobre una bicicleta y conociendo el mundo.

“Es muy grato conocer el mundo sobre una bicicleta pues se conoce a un 90% un país, ya que el 100% es imposible pues siempre hay lugares que no se pueden ir o culturas por conocer”.

Admitió que el miedo es normal, “pero esta es una de las razones de las que yo no tuve para salir, porque si se tiene la espinita nunca se saldrá”.

Pidió a los jóvenes tener la mente preparada y el corazón abierto para todo lo maravilloso que se va aprender mientras se recorre el mundo en un bicicleta, pero también que tengan la humildad y serán recibidos en cualquier país y la gente siempre va ayudarnos.

Dijo que en Oaxaca se debe fomentar más la cultura de la bici, pues así se ayuda al medioambiente y se hace una vida mejor.