También lanzó Pancho Campos en la tierra de la Sandunga |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Béisbol

También lanzó Pancho Campos en la tierra de la Sandunga

Francisco Campos Machado “Pancho Ponches”, consiguió el pasado martes su victoria 200 de por vida, sellando con ella larga carrera en la pelota de nuestro país.

También lanzó Pancho Campos en la tierra de la Sandunga | El Imparcial de Oaxaca

Luego de una larga y exitosa trayectoria que duró 27 años en el beisbol mexicano, Francisco Campos Machado “Pancho Ponches”, consiguió el pasado martes su victoria 200 de por vida, sellando con ella larga carrera en la pelota de nuestro país.

Entrevistado unas horas después de haber conseguido ese triunfo que marca su despedida de los diamantes, Pancho asegura sentirse “muy contento y satisfecho por el logro que Dios le ha permitido vivir, y compartir con sus seres queridos”, todavía emocionado por llegar a la meta que se propuso, ya piensa en lo que sigue, “una nueva etapa de enseñar todo lo que ha aprendido a lo largo de mi carrera, y poder compartirlo con las nuevas generaciones”, manifestó quien acumula entre sus records un juego sin hit ni carrera que le lanzó a los Pericos de Puebla en 2008.

Aunque en 1993 Campos Machado debutó como cátcher, dejar los arreos para subirse a la lomita de las responsabilidades en 1995, le permitió convertirse en una verdadera gloria de la pelota nacional defendiendo los colores de los Piratas de Campeche. Sus numeritos de por vida se cerraron en 200 victorias a cambio de 148 derrotas y 2 mil 181 ponches; es a partir de ahora el décimo cuarto pitcher en la historia de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) en acumular 200 triunfos, único lanzador mexicano en conseguir la triple corona de pitcheo en las dos ligas más importantes del país, la Liga Mexicana del Pacífico (LMP) en la temporada 2003 – 2004, y la Liga Mexicana de Verano (LMB) en 2004.

Pero la historia de quien fuera reconocido como Pitcher del año en 2004 no estaría completa sin mencionar su paso su paso por el Istmo de Tehuantepec, en aquella extinta Liga Regional Cruz Azul del Istmo que reunió a leyendas de la talla del “Tres Patines” Ramón Arano, otrora manager de los Xhahuis de Juchitán. En aquel lejano 1998 Pancho Campos formaba parte del roster de la novena cementera de Lagunas, Oaxaca, en la que junto a Narciso Elvira, Gerónimo Gil, Matías Carrillo, Sixto Baez, Adán Muñoz, y otros tremendos peloteros que eran dirigidos por Don Ramón “El Diablo” Montoya, armaron un verdadero trabuco que abarrotaba los estadios donde se paraban. Por unas horas las calles de las comunidades parecían las de un pueblo fantasma, desde el más grande hasta el más pequeño se congregaban en el campo de beisbol, que amenizado por las notas del Son Calenda lucía más abarrotado que una vela en pleno mayo.

Ese año, desde luego Cruz Azul fue campeón, pero la verdadera victoria para la fanaticada istmeña fue poder ver jugar a sus ídolos, algunos de ellos, como Pancho, miembros seguros del Salón de la Fama del beisbol mexicano. Allá, en la tierra de la Sandunga, también lanzó Pancho Campos.

Llegó la hora de cambiar la ruta, de disfrutar el beisbol desde otro ángulo, de decir adiós al pitcher y dar paso a la leyenda. Felicidades Pacho Ponches, ¡Larga vida al rey!