Puños de Oro | Súper Deportivo
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones
Última Hora Especiales Videos

Especiales

Puños de Oro

Radicada en Phoenix, Arizona, pero costeña hasta los huesos, Leslie Paola Hernández Ayón es la nueva joya del boxeo oaxaqueño y su objetivo es claro: llegar a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

Originaria de Cerro La Cruz, poblado que no cuenta con más de 100 viviendas, en Cozoaltepec, Tonameca, en la región de la Costa, Leslie Paola Hernández Ayón, de 19 años de edad, debutó en un torneo oficial de la Federación Mexicana de Boxeo (FMB), con medalla de oro.
Con apenas 7 años de edad, Hernández Ayón emigró a Estados Unidos, junto con su familia, para que un año después se iniciara en el deporte practicando karate, mismo que más tarde dejó porque asegura, le aburrió.
A los 14 años empezó en el boxeo, deporte con el que lleva cinco años entrenando en Phoenix, Arizona, su lugar de residencia, en el gimnasio que dirige su papá, quien además es su entrenador.
Habida de aprender más, la oaxaqueña asegura que quiere destacar en las Artes Marciales Mixtas (MMA), por eso es que lleva cuatro años practicando lucha grecorromana y uno jiu jitsu brasileño, pero por ahora se enfoca en el boxeo.
Es precisamente en el deporte de los oreja de coliflor donde quiere sobresalir, pues es portando los guantes donde quiere subirse al ring de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, representando a México, por eso es que debutó en el Festival Olímpico Nacional el fin de semana.
“Me siento muy contenta, muy emocionada y bendecida”, dijo Hernández Ayón, quien le dedica el triunfo a su abuelito, que falleció hace tres años, a toda su gente de Oaxaca y sus familiares.
“Dejé el karate porque la competencia me estaba aburriendo, no es tanto contacto como en el boxeo, que es más rudo”, asegura en entrevista la de la región de la Costa, durante su visita a Oaxaca, donde estará algunos días.


La buena preparación que tiene la de Tonameca, habla bien de su combate, pues el domingo enfrentó la primera final en su debut representando a Oaxaca, además que es su cuarta salida a México, pues no tan como quiera puede salir de la Unión Americana.
“Es muy difícil que salga de Estados Unidos y luego regresar, pero ahora me dieron visa de deporte, con la que me dejan salir a pelear y tengo que regresarme luego a Phoenix”, afirma la peleadora, pues está todavía en arreglos de su residencia legal en el país del norte.
La de la Costa conoce poco de su estado, pues desde los 7 años se fue en busca de una vida mejor como tantos otros oaxaqueños, sin embargo, no se olvida de dónde viene.
“Yo soy de Oaxaca y mi familia es de Oaxaca y de ahí son mis raíces y no me avergüenza representar a mi pueblo de Cerro La Cruz y soy muy orgullosa de ser de la Costa y de poner a Oaxaca en lo alto”, relata con seguridad.
Parte de ese orgullo que Leslie tiene de ser mexicana y oaxaqueña, es que ha rechazado ser parte de Estados Unidos y competir con ese país, por eso lleva los colores de Oaxaca, estado al que representará hasta donde pueda y de ser posible llevarlos hasta Japón.
El camino para llegar a los Juegos Olímpicos es muy largo, pero ahora ya dio el primer paso al ganar la medalla de oro en el Festival Olímpico, mismo color que deberá conseguir en los demás eventos que se presenten, como el de Primera Fuerza en noviembre.
Colgándose el metal dorado, casi es seguro que vista la camiseta mexicana para los torneos internacionales, entre ellos, las eliminatorias para Juegos Olímpicos de Tokio 2020.
Tras su paso por la ciudad de Oaxaca, Hernández Ayón viajará a Puerto Escondido y luego estará dos días en su tierra natal, visitando a su familia, pues desde el 2010 no las ha visto y luego regresar a Arizona, donde volverá a los entrenamientos a partir del lunes.

Se enfunda la franela
oaxaqueña

En el boxeo entrena con Zulema Urbina, pugilista que habló de ella con Sergio ‘Zarco’ Chirino y de sus ganas de representar a Oaxaca, quien al mismo tiempo, puso en contacto al papá de la oaxaqueña con Élmer Miranda Parra, presidente de la Asociación Oaxaqueña de Box (AOB).

Los apoyos

Cuestionada sobre la diferencia entre los apoyos que les dan a los deportistas en Estados Unidos y en México, la de la Costa dijo que aún no le ha tocado pedir apoyo en el país, pero fue Élmer Miranda quien la ayudó durante su participación en el Festival Olímpico.
“En Estados Unidos tengo compañeras con el número uno de ranking en los deportes y el apoyo que tienen es tremendo, es bastante, desde uniformes, comidas, hotel, vuelos; el apoyo lo tienen a manos llenas y aquí en México es mi primer año y lo que he visto es poco”, dijo.
Aunque recibió ayuda del dirigente de la AOB, la oaxaqueña consiguió el resto en la Unión Americana con su familia, con rifas de diversas cosas y donaciones de la gente.