Sin control cobro de tarifas de taxis en la capital oaxaqueña
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Sin control cobro de tarifas de taxis en la capital oaxaqueña

El aumento a las tarifas ha irritado a los usuarios pues al iniciar este 2020, la mayoría de sitios en nuestra capital las han elevado de 50 a 70 pesos.

Sin control cobro de tarifas de taxis en la capital oaxaqueña | El Imparcial de Oaxaca

Ante la falta de tarifas oficiales los taxistas de Oaxaca de Juárez las imponen a su criterio, pues tan solo la tarifa mínima pasó de 50 pesos en 2019 a 70 pesos en este inicio de año.

“Los compañeros establecen sus propias tarifas porque llevamos más de 20 años sin que la autoridad regule los precios. Aprovechamos cuando sube la gasolina y le aumentamos cinco o diez pesos. Ahora sí que como se dejen”.

Uno más aceptó que las tarifas aumentan más en las noches, pues hay quienes ordenan servicios a colonias alejadas del centro de la ciudad y los costos aumentan. “También hay que tomar en cuenta que no todos los choferes son concesionarios y deben de entregar una cuenta que va entre 300 y 350 pesos diarios”.

El aumento a las tarifas ha irritado a los usuarios pues al iniciar este 2020, la mayoría de sitios en nuestra capital las han elevado de 50 a 70 pesos.

“Una dejada del centro a la colonia Reforma, Unidad del Issste, Fovissste o Antiguo Aeropuerto va de 60 a 70 pesos, mientras que de la alameda a las agencias San Felipe del Agua, Guadalupe Victoria, San Martín Mexicapam, mínimo es de 80 pesos”.

Javier Rojas, concesionario, aseguró que es la ley de la oferta y de la demanda,  pues hay sitios que ofrecen el servicio de hoteles de la zona norte de la ciudad al aeropuerto entre 250 y 300 pesos.

“Cada quién es libre de escoger el sitio que mejor le convenga, pero la tarifa mínima es de 250 pesos y por supuesto que se puede negociar. Los costos se han disparado y no podemos dejar de aumentar nuestras tarifas porque las autoridades no lo hacen”.

Admitió que ante la omisión de la Secretaría de Movilidad (Semovi), los taxistas son quienes establecen las tarifas. “Hace más de 20 años que la dependencia se ha desatendido de esta responsabilidad y pues nosotros debemos de actualizar nuestras tarifas”, dijo.

Otro problema que enfrentan los usuarios son las unidades del servicio, pues muchos taxis que circulan lo hacen con vehículos viejos, la mayoría marca Tsuru que ya salió del mercado.

A pesar de que la ley los obliga a contar con vehículos en buenas condiciones y de modelos recientes, transitan las calles unidades con varios años de servicio, vestiduras y asientos en mal estado.

La ley vigente establece en sus artículos 106, 107 y 108, las facultades de la secretaría para realizar verificaciones a las unidades y, en caso de que éstas incumplan con lo establecido, los autoriza al retiro del vehículo, llámese autobús, taxis o mototaxi.

 

Relacionadas: