"Ser voluntariado es una forma de vida"
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

“Ser voluntariado es una forma de vida”

“Siempre estamos listos para acudir al auxilio de la población en general, no importando raza, color o posición económica”: Castro Maldonado

  • “Ser voluntariado es una forma de vida”
  • “Ser voluntariado es una forma de vida”

Ser voluntariado no es un trabajo, es una forma de vida y más que dinero nos deja satisfacciones, explica Érika Castro Maldonado, integrante de la Brigada de Rescate Lobo en Oaxaca.

De acuerdo con la ONU, cada 5 de diciembre se celebra el Día Internacional de los Voluntarios, fecha en que se supone una oportunidad única para agradecer todos los esfuerzos realizados por los voluntarios y sus organizaciones.

También es un día propicio para promover sus valores y dar a conocer los logros que consiguen en sus comunidades, ya sea a través de organizaciones no gubernamentales (ONGs), agencias de las Naciones Unidas, organismos gubernamentales o el sector privado, detalla el organismo.

En entrevista, la brigadista explica que dedica por vocación entre 3 o 4 horas diarias a su labor y ayudar a los ciudadanos, “ofrecemos los apoyos de primeros auxilio sin costo alguno”.

“Siempre estamos listos para acudir al auxilio de la población en general, no importando raza, color o posición económica, nos llaman y vamos, de ahí la confianza que nos tiene la sociedad”, dice.

Quien se desempeña como guardia de seguridad privada, expone que recibir dinero del gobierno llámese estatal o federal, le quitaría la esencia al voluntariado y se perdería lo valioso.

“Hay muchas opiniones también sobre la actividad, si es altruista o si no, pero depende de cada quien apoyar a los brigadistas cuando se sale a botear, porque es para allegarse de material de curación y gasolina para las ambulancias”, sostiene.

En su oportunidad, Osmar Gijón, presidente del Consejo Nacional de Voluntariado, explica que se deben fomentar más los derechos humanos a través de la labor social entre los jóvenes del país.

Por ejemplo, detalla que los voluntarios ponen en práctica la visita a los asilos, casas hogar, hospitales y comunidades indígenas para la atención de población marginada de la sociedad.

Pero también lamenta que la juventud permanezca omisa y alejada de la responsabilidad social que cada persona tiene en su entorno social, “siempre debe aportarse algo a la ciudadanía y más a los sectores vulnerables”.

Sin embargo, otras instancias o asociaciones como la Cruz Roja, asociaciones de Migrantes en Oaxaca, cuentan con voluntarios en su mayoría, jóvenes que prestan su servicio sin retribución económica.

 

Relacionadas: