Investiga Sección 22 expulsión de estudiante por vender tortas
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Investiga Sección 22 expulsión de estudiante por vender tortas

No se le puede negar el derecho a la educación por carecer de recursos, afirma vocero

Investiga Sección 22 expulsión de estudiante por vender tortas | El Imparcial de Oaxaca

Luego de que se viralizara en redes sociales el caso de un joven estudiante de bachillerato que fue expulsado de la escuela pública por vender tortas para allegarse de recursos para sus gastos, la Sección 22 de la CNTE informó que investiga a través de los directivos y estructuras sindicales.

El vocero, Wilbert Santiago Valdivieso, indicó que el sindicato siempre ha promovido el acceso gratuito a la educación de jóvenes, por lo que no comparten negarle a los alumnos buscar un sustento para continuar sus estudios.

Destacó que en este caso en particular, se indaga los hechos para evitar que se vuelvan a repetir y de resultar responsable el autor de la expulsión, aplicar las medidas correspondientes.

Explicó que a través del nivel de Homologados intervienen para atender las necesidades de los alumnos en las diversas regiones del estado, “no podemos defender nuestros derechos como maestros afectando el de los estudiantes, no se permitirá desde la gremial”.

Y es que el joven de 17 años que vendía tortas y dulces al interior de su escuela para obtener dinero para poder solventar sus gastos y así continuar con sus estudios, fue expulsado de la institución de nivel medio superior.

Mediante las redes sociales se dio a conocer que José Cruz Martínez fue expulsado del Centro de Bachillerato Tecnológico, Industrial y Servicios (CBTIS) número 107, ubicado en San Juan Bautista Tuxtepec, por el jefe del Departamento de Servicios Escolares, Fernando Antonio Amaya Sánchez.

Según el relato, el funcionario del centro educativo, sancionó al estudiante debido a que lo sorprendió mientras llevaba consigo una bolsa de color negro con las tortas para vender.

Dicha persona le impuso un acta administrativa y mandó a llamar a la mamá del menor para explicarle la situación y pedirle que firmara la sanción para hacerla oficial; José como su mamá se negaron a firmar el documento.

Acusaron que en ningún momento el jefe del Departamento de Servicios Escolares les mostró el reglamento, en donde se exhibía la prohibición de vender productos dentro de las instalaciones.

 

Relacionadas: