Incendios y cacería acaban con los felinos |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Incendios y cacería acaban con los felinos

Oaxaca cuenta con una población de unos 400 jaguares monitoreados a través de fototrampeo

Incendios y cacería acaban con los felinos | El Imparcial de Oaxaca

Los incendios forestales, crecimiento urbano y cacería furtiva han provocado desplazamiento de fauna y destrucción de flora en diversas zonas del estado, destacó Pavel Palacios Chávez, director en Oaxaca de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp).

En entrevista,el funcionario federal añadió que dichos factores inciden en que cuatro de las seis especies de felinos en México estén catalogadas en peligro de extinción o amenazadas, entre éstos el jaguar y el tigrillo.

Subrayó que otras especies en peligro de extinción, son el jaguarundi y el ocelote; y amenazadas, el puma y el lince, “a través del foto trampeo les damos seguimiento pero no hay un censo específico”.

Anotó que las amenazas de los felinos, son de diversa naturaleza y una de éstas tiene que ver con la destrucción de su hábitat, mediante el cambio de uso de suelo por la expansión de la frontera agrícola y pecuaria en las zonas rurales.

Indicó que a la par el crecimiento de las manchas urbanas y la cacería furtiva para conseguir su piel y que deriva en la venta ilegal de los animales, comprenden las amenazas a las que se enfrentan algunas especies.

“Desde la Conanp trabajamos en diferentes frentes para proteger a los felinos y una de ellas es concientización de las comunidades y la sociedad en general sobre la importancia de estas especies en los ecosistemas”, señaló.

Reiteró que trabajan con autoridades locales y con grupos de vigilancia para realizar acciones permanentes de recorridos para evitar la caza furtiva.

Añadió que los grandes felinos no tienen otro depredador más que el ser humano, y se alimentan básicamente de animales que existen dentro de sus entornos, en el caso de los felinos pequeños como es el tigrillo y el lince, se alimentan de algunas de aves, liebres o conejos.

“Oaxaca es la entidad que tiene cerca de 140 áreas naturales dedicadas a la conservación, además de monitorear a las especies con 250 estaciones de monitoreo (foto trampeo), pero hablamos de cerca de 400 jaguares en el estado distribuidos en los Chimalapas, Chinantla, Costa y Valles Centrales”, celebró.

 

Relacionadas: