Hay descontento en la tropa tras emboscada |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Hay descontento en la tropa tras emboscada

Un policía relata que no es la primera vez que los policías mueren y no será la última, situación que no sensibiliza a los mandos, “esto seguirá igual”.

Hay descontento en la tropa tras emboscada | El Imparcial de Oaxaca

“Circula muchas cosas mi buen, pero pues por las represalias uno no alza la voz”, dice un elemento de la Policía Estatal de la Secretaría de la Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO) luego del asesinato de cinco de sus compañeros en el municipio de San Vicente Coatlán.

Y es que reconoce que ellos se tuvieron que cooperar para apoyar a las familias de los elementos caídos, pues por parte de la SSPO la ayuda llega tarde o de plano no llega reconoce, “ellos dejaron a sus deudos con carencias”, dice.

Asegura que los fallecidos y los que están de comisión no han cobrado su ayuda alimenticia, que corresponde a mil 85 pesos, la cual tenía que llegar el pasado 4 de noviembre.

“El trato que recibes por partes de los mandos es lo más triste. Para que salgas de permiso aunque sea un par de horas, o peor aún de franquicia tienes que rogarles”, afirma el policía, destacando que el uniforme que trae puesto tiene más de dos años.

Respecto a lo que paso en San Vicente Coatlán el uniformado no sabe mucho, sólo lo que le llega a través de los grupos de redes sociales de los policías, pero lo que tiene claro es que a esa comunidad se tenía prohibido entrar.

“Realmente a San Vicente no puedes entrar, aun pidiendo permiso. En abril del año pasado nos emboscaron por estar en su terreno. Los compañeros culpan a los mandos de Miahuatlán. Ellos tienen conflicto agrario con sola de vega y como el gobierno no le da solución, se desquiten con nosotros”, asegura el elemento.

Desean que la sociedad conozca las carencias de la Policía Estatal, y que haya un cambio verdadero para que se pueda trabajar en paz, con lo que los mandos y la tropa dejen de verse como enemigos.

“Yo gano 4 mil 600 pesos, solo esa quincena no me descuenta el banco. Tuve que pedir el préstamo, debido al sismo del 7 de septiembre para apoyar a mis padres”, resalta el policía.

 

Relacionadas: