Basura y Gas de Efecto Invernadero, cómplices de crisis ambiental en Oaxaca |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Basura y Gas de Efecto Invernadero, cómplices de crisis ambiental en Oaxaca

Las actividades humanas cotidianas como transportarnos o encender la luz, se han convertido en algunas de las principales fuentes de contaminación y de emisión de gases de efecto invernadero que provocan un aumento en la incidencia de fenómenos meteorológicos.

  • Basura y Gas de Efecto Invernadero, cómplices de crisis ambiental en Oaxaca
  • Basura y Gas de Efecto Invernadero, cómplices de crisis ambiental en Oaxaca
  • Basura y Gas de Efecto Invernadero, cómplices de crisis ambiental en Oaxaca
  • Basura y Gas de Efecto Invernadero, cómplices de crisis ambiental en Oaxaca
  • Basura y Gas de Efecto Invernadero, cómplices de crisis ambiental en Oaxaca

Oaxaca produce 3 mil 804 toneladas de basura sólida al día, pero tiene la capacidad de procesar para tener bajo impacto ambiental, apenas mil 62 toneladas de residuo, por lo que el 72% de todos los desechos se convierten en contaminación directa de suelos, ríos, afluentes, bosques y hasta el mar.

Las deficiencias en la infraestructura para procesar residuos y la incapacidad de la Secretaría del Medio Ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable (Semaedeso) para solventar esta problemática, provocan que tres cuartas partes de los residuos no tengan un tratamiento o confinamiento de acuerdo con la normatividad ambiental vigente.

A lo largo de todo el estado, la mayoría de municipios desecha su basura sin tratamiento previo.

En toda la entidad existen 20 mil 992 tiraderos a cielo abierto clandestinos, ubicados principalmente en cañadas, riberas, orillas de carreteras y terrenos baldíos, los cuales contaminan aguas superficiales y subterráneas, suelo y áreas naturales aledañas, con un impacto a la salud humana y a los ecosistemas.

 

SEQUÍA PEGA AL 24% DEL TERRITORIO

El Instituto de Estudios Ambientales de la Universidad de la Sierra Juárez (UNSIJ) a través de la investigación de Óscar Mijangos Ricárdez externa que tan solo por sequía el impacto es en el 24% del territorio estatal, mientras los huracanes afectan a 12%, deslizamientos 7% e inundaciones 10%.

Pero en infraestructura los impactos negativos son: pérdida de bienes, afectación a las viviendas y edificios públicos, daños a las vías de comunicación y aumento de las zonas de riesgo.
Aunado a que socialmente, el cambio climático genera pérdidas de fuentes de empleo, conflictos sociales por los recursos naturales, disminución del poder adquisitivo, migración forzada, aumento en la delincuencia y pérdidas humanas.

De acuerdo al Grupo Intergubernamental de Expertos Sobre Cambios Climáticos (IPCCC), en el presente año se espera un mayor número de huracanes y tormentas, situación que afectará de manera directa a los estados de Oaxaca, Chiapas, Guerrero, Tabasco y Veracruz.

El país ha sufrido a lo largo de dos siglos unos 253 huracanes que han derivado en inundaciones, situación que aumentará en los próximos 50 años a consecuencia del cambio climático, advierten.

 

ESFUERZOS DESDE LA SOCIEDAD CIVIL

La Fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca (FAHHO) recientemente entregó de forma simbólica 2 millones de árboles que ayudarán a reforestar el estado de Oaxaca.

Los presidentes de la FAHHO, Alfredo Harp Helú y María Isabel Grañén Porrúa, entregaron vales de árboles a representantes de organizaciones civiles y ambientales, artesanos y autoridades municipales y agrarias que se han comprometido con esta causa que busca contrarrestar los estragos que el cambio climático ocasiona en el planeta, difundió.

Tan solo en Oaxaca se pierden al año entre 20 a 25 mil hectáreas que representan de 20 a 25 millones de árboles, afectando de una forma severa los ecosistemas que colocan al estado como el primero de mayor biodiversidad del país, explica.

Harp Helú mencionó que se viven momentos críticos que están afectando a los ecosistemas, los incendios, las plagas, la contaminación ambiental, que son el reflejo del cambio climático.

Por lo que hizo un llamado para que las instituciones federales, estatales y municipales, conjuntamente con la Fundación, cierren filas para apoyar estos proyectos y aprovechar la infraestructura instalada de viveros tecnificados que se tiene en el estado e incrementar la producción de planta para apoyar la reforestación social que tanta falta le hacen al estado.

Comentó que es responsabilidad de todos y los convocó a sumar esfuerzos y alianzas para que la donación de estos 2 millones de árboles tengan el objetivo final de recuperar lo que tanto se ha dañado en la naturaleza.

Desde el 2006, la FAHHO da inicio al Proyecto de Transferencia de Tecnología Forestal, Proyecto para la producción de planta, donde conjuntamente con el país de Suecia, el Gobierno del Estado y el Gobierno Federal, sumaron esfuerzos para contar con la infraestructura tecnificada más importante en su momento para la producción de planta, donde la Fundación donó los primeros 15 viveros tecnificados que se instalaron en Oaxaca y un banco de germoplasma.

Por gestiones del Gobierno del Estado, con presupuesto de egresos de la federación, se amplió a 32 viveros más en el estado, siendo la infraestructura más importante del país, donde se tenía una capacidad instalada al año para producir 30 millones de árboles, esto con el objeto de tener una producción de planta necesaria para impulsar la reforestación y llegar al punto de equilibrio, entre lo que se deforesta y se reforesta en la entidad.

En el 2018 la Fundación rehabilitó 8 viveros y donó 3 millones de árboles. Con esta planta se realizaron trabajos de reforestación social en 263 municipios con 327 localidades en la entidad, con el apoyo de la sociedad civil organizada, con las instituciones de los tres niveles de gobierno y con el apoyo de autoridades municipales y agrarias.

En el presente año se rehabilitaron 2 viveros más y se produjeron 2 millones de árboles de especies de rápido crecimiento (nativas y tropicales) y especies de clima templado (coníferas).

 

Contaminación, cambio climático y devastación

En Oaxaca, el 92% de las emisiones de Gas de Efecto Invernadero (GEI) proviene de la producción y uso de energía, así como de los procesos industriales y uso de productos, la tercera y última actividad dañina es la agricultura, silvicultura y otros usos de la tierra.

Debido a los efectos negativos derivados del cambio climático acentuado por los GEI, en Oaxaca se ha registrado un aumento de los eventos y fenómenos hidrometeorológicos extremos en los últimos años.

En el periodo de 2000-2014, el Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED) registró 1,614 declaratorias de desastre. De ellas, 24% correspondió a sequía; 12% a lluvias por huracanes; 10% a inundaciones, principalmente en la región Costa y Valles Centrales; los deslizamientos de laderas representaron 7% y afectaron más a las zonas rurales montañosas y, finalmente, 43% restante correspondió a otros fenómenos como avenidas, granizadas, marejadas, olas de calor y fuertes vientos.

Lo anterior ha ocasionado afectación a la flora y fauna en todos los ecosistemas, degradación y pérdida de cobertura forestal, afectación a los sistemas productivos, a la vivienda, infraestructura social, infraestructura carretera y particularmente afectaciones a la salud humana y pérdida de vidas por desastres climáticos.

 

Relacionadas: