En Oaxaca, cobran sin regulación el precio del servicio médico particular |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

En Oaxaca, cobran sin regulación el precio del servicio médico particular

La preparación de un médico especialista puede llevar más de una década a lo cual se suman los desvelos y sacrificios, pero asegura el galeno César Zárate, que antes de los cobros excesivos está la ética profesional.

En Oaxaca, cobran sin regulación el precio del servicio médico particular | El Imparcial de Oaxaca

“Es injustificadamente caro el servicio médico particular; el especialista fuera de un hospital, él es quien pone lo que quiere ganar al no existir un tabulador que regule el servicio”, dijo el neurocirujano pediatra, César Zárate Morales.

A sus 53 años de edad el especialista, recibe con esmero y puntual atención a un paciente de meses de nacido en su consultorio situado en la avenida Juárez; revisará al bebé para detectar cualquier anormalidad.

Con 30 años de experiencia este subespecialista fue el primero en llegar a Oaxaca en la rama; ahora, ya lo acompañan otros tres profesionales, dos que laboran en el Hospital Civil y uno en la medicina privada.

Al hablar de la escasez de los médicos especialistas, sus salarios y la situación que se genera porque en hospitales foráneos es imposible encontrar uno, indicó que la ética debe estar presente en todo momento.

El galeno recordó cómo muchas familias hacen lo posible para pagar cirugías o tratamientos costosos.
“Había quienes te decían si querías un terreno o un vehículo o algún bien”, comento.

El doctor Zárate recordó brevemente su historia y la dificultad en sus inicios en la profesión y reconoció que este sector es uno de los mejores pagados, aunque el salario no vaya creciendo conforme pasan los años.

La especialidad que cursó Zárate Morales la ofrecen contados espacios médicos entre ellos el Hospital Infantil de México, el Instituto Nacional de Pediatría y el Instituto Nacional de Cardiología.

Ahora ya se sumaron algunos hospitales del Instituto Mexicano del Seguro Social y del ISSSTE, siempre y cuando esos cumplan con los requisitos posibles, situación que vendrá a propiciar la formación de más subespecialistas.

El proceso de formación para un cardiólogo pediatra es largo. Primero debe de cursar la carrera en medicina, después la especialidad para posteriormente ir por la subespecialidad.

En su caso, el docto César Zárate invirtió 12 años para prepararse y después venir a la entidad a ofrecer sus servicios.

El primer cardiólogo pediatra de Oaxaca

El doctor César Augusto Zárate Morales cardiólogo pediatra, originario del Istmo de Tehuantepec estudió medicina en el Instituto Politécnico Nacional y en el hospital infantil de México Federico Gómez curso la especialidad y la sub especialidad, egresó en 1998.

Su regreso a Oaxaca coincidió con el inicio de operaciones del Hospital de la Niñez Oaxaqueña Guillermo Zárate Mijangos, espacio médico al que le sigue dando sus servicios.

Para el especialista, hace 20 años el gremio médico en la ciudad era muy pequeño comparado con lo que es ahora y era difícil darse a conocer.

Conforme fueron pasando los años, observó cómo el panorama fue cambiado porque en estos tiempos hay muchos médicos y especialistas, aunque la mayoría se concentre en la ciudad por los factores salariales y de condiciones sociales y otros más optan por la medicina privada.

‘Dobletear’ trabajo provoca fallas

Es muy común que pacientes se encuentren con su especialista en algún centro médico público y después, él mismo sea quien los atienda en la rama privada, debido al ‘dobleteo’ de trabajo que realizan.

Hay compañeros que tienen tres trabajos; en la mañana están en un lugar, en la tarde en otro y fines de semana tienen uno más, pero no en todos estarán al cien por ciento, no es humanamente posible”, dijo.

Ese tipo de personas presenta constantes ausencias en la casa y están todo el tiempo trabajando para obtener más recursos y hacerse de una vida más onerosa.

“Lo ideal sería estar en una sola institución con un buen sueldo, porque también en algún lado no vas a rendir como debieras; no puedes mantenerte las 16 o más horas activo en todos los lados”, y aunque no lo declaró como tal, lo anterior podría provocar errores en la atención.

Cabe mencionar que entre las justificantes para esta situación están los bajos salarios, porque mientras existen especialistas que cobran 25 mil pesos mensuales, hay quienes tienen sueldos menores.

Algunos médicos coinciden que en lugares como la Ciudad de México, Monterrey, Ciudad Juárez, entre otros puntos, el salario incrementa en unos 5 y 7 mil pesos, situación que provoca la migración de los profesionales y el hecho de que busquen varios trabajos a la vez.

Sin embargo, coinciden en que el trabajar en un hospital te da mejores aprendizajes, te mantiene al día por el movimiento, situación que no es comparada con el ámbito privado y eso es un crecimiento diario para el especialista.

Entre médicos no hay tabulador

Un cirujano puede cobrar 50 mil por quitar un apéndice y otro, le puede rebajar y dejarlo hasta en 35 mil pesos.

Una pediatra se fija una consulta en 500 pesos, pero hay otras que pueden llegar a cobrar 350 o 700 pesos. “Cada quien pone lo que uno quiere ganar porque no existe instancia alguna que diga que no se puede realizar de esa manera”, externó.

En su caso, Carlos Zárate fijó su consulta en 2 mil pesos, que incluye estudios de electro y ecocardiograma para un menor y en otros lados, hay quienes primero dan la consulta y sobre otro costo, indican los estudios.

Afuera, es lo que uno quiere ganar y en casos de emergencia, el paciente y sus familiares cubren los honorarios porque quieren mejorar y tener una atención rápida”, dijo.

Entre los muchos ejemplos de costos, se encuentra que para una cirugía de corazón, de la más sencilla cuesta unos 80 mil pesos y una de corazón abierto con todos los aditamentos no baja de 300 mil pesos, expresó el médico.

Pero hay quienes quieren ganar más y le incrementan.

 

Relacionadas: