Carece Oaxaca de una estrategia para manejo de residuos sólidos |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Carece Oaxaca de una estrategia para manejo de residuos sólidos

Apenas se dan pequeños pasos para reciclaje y prohibición de productos como el unicel.

Carece Oaxaca de una estrategia para manejo de residuos sólidos | El Imparcial de Oaxaca

Algunos municipios del estado han dado un paso leve en materia de manejo de residuos sólidos, pero todavía hace mucho por hacer, debido a que los grandes tiraderos de basura no son la solución, coinciden actores de Oaxaca.

Por ejemplo, la víspera concejales del ayuntamiento capitalino aprobaron prohibir el uso poliestireno expandido en los establecimientos comerciales, por lo que a partir de octubre, no podrán vender o empacar alimentos o bebidas en este tipo de recipientes.

Cabe señalar que la iniciativa, presentada por la regiduría de Salud Pública y Vialidad el pasado 25 de julio, consistió en reformar el artículo 16 del Reglamento para el funcionamiento de establecimientos comerciales en el municipio de Oaxaca de Juárez.

Los concejales por unanimidad avalaron añadir el numeral XVII que establece la prohibición de utilizar “envases de poliestireno expandido (EPS) y/o unicel en la venta y entrega de alimentos”.

Entre los argumentos de la concejal Leslie Jiménez expone que el unicel es un material sumamente dañino para el medio ambiente y la salud de las personas, debido a que no cuenta con mecanismos de reciclaje, por lo que su uso es de tan solo una vez y se convierte en basura que tarda años en degradarse.

Además, señala que contamina los alimentos, ya que al calentarse libera sustancias como las dioxinas que son capaces de causar envenenamiento y cáncer.

Con lo que – establece- la generación de basura es alarmante, pues existen alimentos que bien pueden ser empacados en papel pero por la costumbre y la comodidad de los vendedores, provoca el uso indiscriminado de envases de unicel.

Los antecedentes y puntas de lanza

Es importante recordar que el municipio de San Bartolo Coyotepec fue el primer municipio de Oaxaca en prohibir el uso de unicel, desde 2010 implementó medidas de cuidado al medio ambiente.

Además, la localidad cuna de artesanos de barro negro, tiene un exitoso modelo de separación de basura que ha sido implementado por otras poblaciones como San Sebastián Tutla, San Francisco Tutla y Santa María El Tule.

En opinión del ambientalista, Nazario García la medida es importante pero resulta insuficiente, toda vez que hay temas pendientes de legislar como lo es el manejo de residuos sólidos y la separación de desechos.

Tiradero de Zaachila debe dejar de ser rehén de grupos y organizaciones

Advierte que el tiradero municipal de la capital, pero ubicado en terrenos de la Villa de Zaachila, se ha convertido desde hace años en rehén y moneda de cambio de organizaciones y habitantes de dicha zona irregular.

“Nos hace falta mucha cultura medio ambiental, pero sobre todo voluntad tanto de las autoridades municipales para legislar en la materia y volver obligatoria la separación de desechos orgánicos e inorgánicos”, expone el activista.

Pero reconoce los esfuerzos de municipios conurbados a la capital que han dado un gran paso en esa materia y contribuido a aminorar el impacto al medio ambiente, al separar sus desechos, entre los que se encuentra; San Sebastián Tutla, San Francisco Tutla, San Bartolo Coyotepec, Santa María Tonameca, entre otros pocos.

El defensor del medio ambiente lamenta la falta de voluntad de las autoridades salientes, incluidos también los legisladores locales debido a que dejan pendientes en materia de medio ambiente.

No puede ser que solamente en momentos de crisis cuando nos cierren el basurero de Zaachila se ponga en marcha un Plan Emergente de separación de desechos, cuando debiera ser permanente, opina.

De donde confía en que la próxima autoridad municipal de la capital muestre mayor interés en el tema y apueste por soluciones a largo plazo y no de corto alcance como alargar la vida del basurero municipal enterrando la basura.

Otra alternativa

Por ejemplo la organización civil denominada Consejo Ciudadano del Medio Ambiente de Oaxaca, impulsa su iniciativa para el tratamiento de los desechos sólidos que la ciudad y su zona conurbada genera.
Ante el frecuente problema que se presenta cuando cierran los accesos al tiradero municipal, es necesario contar con un proyecto formal para el tratamiento de la basura de la capital, exponen.

Su proyecto se basa en contenedores distribuidos estratégicamente en agencias y colonias, principalmente en instituciones preescolares y primarias y su funcionamiento, la operatividad del proyecto, es decir, lo que se acopie, estaría a cargo como hasta hoy, del municipio de Oaxaca de Juárez.

Se conjuga un beneficio directo para las personas dedicadas al reciclaje, pues el contenedor se divide en cuatro: un espacio para plástico, otro para vidrio, uno más para papel y un cuarto para aluminio, apuntan.

No obstante, el propósito de la autoridad reforzar el programa emergente de recolección de residuos orgánicos y materiales reciclables, a la par de trabajar en una iniciativa integral para la defensa del medio ambiente.

Se reforzará las acciones que vienen realizando con la ciudadanía y organizaciones ambientalistas en materia de separación de residuos orgánicos y materiales reciclables, a través de los 17 centros de acopio instalados, sostienen.

La Problemática

La generación de Residuos Sólidos Urbanos (RSU) es uno de los fenómenos que más impacto tiene sobre el medio ambiente, esto se debe, sobre todo, a la creciente demanda que tienen las sociedades modernas de satisfactores a partir de los recursos naturales (cuyos restos se convierten por lo regular en RSU), expone el diagnostico de gobierno.

Ya sea por el enorme volumen generado de estos residuos, o por no cumplir con los estándares y normas para su disposición final, los RSU terminan convertidos en uno de los elementos más adversos para el entorno, y por consiguiente para los seres humanos, en razón de los problemas en materia de salud pública que provocan, por la utilización de espacios y recursos que implica su tratamiento o la contaminación ambiental que significa, sólo por mencionar algunas de sus manifestaciones.

Admiten que los residuos depositados en tiraderos a cielo abierto ocasionan graves daños ambientales como la contaminación del suelo a causa de los lixiviados (que es el resultado de la degradación de la materia orgánica, con una alta concentración en sales minerales y otros derivados secundarios), que al infiltrarse llegan a los mantos acuíferos, la contaminación del aire debido a la quema de los residuos, o la de proliferación de fauna nociva que tiene como resultado focos de infección.

También resalta que la entidad presenta hasta ahora muy escasa infraestructura adecuada para la disposición final de estos residuos, así como la falta de una cultura de separación, reciclaje y reutilización de los productos.

El Apunte

Las regiones de Oaxaca que más generan residuos son:

• Valles Centrales con más de 5,500 ton/día
• Istmo, con más de 500 ton/día
• Mixteca y Costa, ambos aproximadamente con 400 ton/día
• Papaloapan, con más de 320 ton/día

Oaxaca tiene registrados 203 sitios de disposición final que utilizan las municipalidades para depositar la basura que generan; es decir, existen menor cantidad de sitios para este propósito que los municipios con esta demanda.

 

Relacionadas: