Libramiento Sur en Oaxaca, proyecto eterno | Oaxaca
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Especiales

Libramiento Sur en Oaxaca, proyecto eterno

La idea de realizar una vía en la zona sur de la ciudad que contribuiría a mejorar la movilidad comenzó en 2010 pero después de 8 años, a pesar de su viabilidad, hoy es historia

Libramiento Sur en Oaxaca, proyecto eterno | El Imparcial de Oaxaca

Otro de los grandes proyectos que resolvería los problemas de movilidad en la zona metropolitana de la ciudad de Oaxaca, nunca arrancó y se quedó únicamente en proyecto ejecutivo del estudio de impacto ambiental.

El proyecto ejecutivo que realizó la empresa Zambrano y Asociados, se inició en 2010 a petición de Caminos y Aeropistas de Oaxaca (CAO), sin embargo, en la pasada administración estatal no se retomó, esto mientras las principales vialidades de la zona metropolitana se siguen saturando de miles y miles de vehículos que convergen en la ciudad capital.

EL SUEÑO:

56.4

kilómetros tendría el Libramiento Sur

2.50

metros mediría cada tramo de la vía

15

comunidades beneficiadas

2010

año en que se inició el proyecto

A pesar de que ya pasaron 8 años desde que se archivó el documento por parte de los funcionarios de CAO, aún podría ser viable, siempre y cuando aterricen los recursos económicos necesarios y lo permitan las autoridades ejidales, comunales y municipales de los 15 municipios por donde se contempla recorrería el Libramiento Sur.

Este proyecto es similar a lo que intentó realizar en su momento, en 1991, el entonces gobernador Heladio Ramírez López con el Libramiento Norte, que inicia en Viguera, pasa por San Felipe del Agua y concluye en el crucero del IEEPO. De los 14 kilómetros que contemplaba el proyecto se avanzó en más de 10 kilómetros, pero ante los conflictos generados con ejidatarios y comuneros de las diferentes agencias quedó inconcluso y los en tramos que si se concluyeron, las mismas autoridades comunales obstruyeron con escombro la vialidad.

Libramiento Sur

El proyecto denominado Libramiento Sur de la ciudad de Oaxaca que entonces desarrolló la empresa Zambrano y Asociados, consiste en la construcción de una carretera pavimentada con una longitud de 56.4 km que contaría con dos tramos, cada uno con diferentes características: ambos tramos con acotamientos en sus laterales con un ancho de 2.50 m cada uno. La velocidad máxima de diseño sobre esta carretera es de 110 km/h en el tramo uno y de 80-110 km/h en el tramo dos.

A diferencia con el Libramiento Norte, el entronque principal para desviar la circulación sería en la carretera de cuota Cuacnopalan-Oaxaca (Ruta MEX-135D) con la carretera federal libre Oaxaca-Tehuantepec (Ruta MEX-190) (SCT, 2009) con el objetivo de incrementar la eficiencia del tráfico de vehículos automotores hacia fuera de la ciudad de Oaxaca, dentro y fuera del estado y para reducir el congestionamiento vial en la ciudad de manera que sea posible mejorar la calidad ambiental en la misma así como la calidad de vida de sus habitantes.

Comunidades beneficiadas:

  • Soledad Etla
  • San Lorenzo Cacaotepec
  • San Felipe Tejalapam
  • Santa María Atzompa
  • San Pedro Ixtlahuaca
  • Santa Cruz Xoxocotlán
  • Cuilápam de Guerrero
  • Villa de Zaachila
  • San Bartolo Coyotepec
  • San Sebastián Teitipac
  • Santa Cruz Papalutla
  • San Sebastián Abasolo
  • San Jerónimo Tlacochahuaya
  • San Juan Guelavía

Justificación y objetivo

La justificación y objetivos se realizaron de manera correcta y cumplen con una de las mayores demandas de los ciudadanos quienes diariamente se trasladan de lado a lado de la capital.

En el proyecto se especifica que la ciudad de Oaxaca de Juárez es un centro regional de actividades culturales, turísticas, comerciales y administrativas a nivel estatal que de manera cotidiana atrae a una población intermitente proveniente de un gran número de localidades urbanas y rurales que la circundan.

El documento también especifica que la ciudad capital es un nodo importante para el paso obligado de vehículos automotores de todo tipo y tonelaje provenientes de ciudades entre las cuales destacan la capital del país y Puebla (desde la cual se estima la visita de al menos 100 mil viajeros anualmente), con destino al sureste mexicano, incluyendo la porción istmeña del estado, o a las costas oaxaqueñas.

En términos de vialidades y sistemas de transporte, el documento advierte que la ciudad está experimentando un desequilibrio entre el número de vehículos en circulación, la demanda y oferta real de alternativas de transporte así como la eficiencia y calidad de las alternativas disponibles actualmente.

La empresa desarrolladora expuso que la entidad enfrenta la falta de infraestructura vial dedicada específicamente a canalizar tráfico foráneo desde y hacia los extremos Noroeste y Sureste de la ciudad de Oaxaca de Juárez. En la actualidad los vehículos que circulan por la ciudad y que tienen orígenes o destinos foráneos se ven obligados a circular por la denominada Carretera Panamericana la cual ha quedado contenida dentro de la mancha urbana de la ciudad.

Tras haber realizado los estudios correspondientes, expone que la presencia de tráfico foráneo dentro de la mancha urbana impide el libre tránsito de vehículos locales y contribuye en la creación de severos problemas de congestionamiento vial que se extienden a partir de la carretera panamericana y repercuten otras vialidades conectadas a la misma. Estos embotellamientos se traducen en la generación innecesaria de contaminantes atmosféricos, de ruidos y vibraciones y de consumo de combustible por parte de vehículos automotores en las principales intersecciones de la ciudad.

Como se ha hecho en las grandes urbes del país como en la Ciudad de México, Puebla, Querétaro, Hidalgo, entre otras entidades, la creación de un libramiento como el que se propone en este proyecto permitiría reducir los problemas de congestionamiento vial al canalizar el tráfico foráneo por la parte Sur de la ciudad.

Con ello, tal como lo explica en el proyecto ejecutivo, será posible reducir las emisiones de contaminantes atmosféricos, la generación de ruido y vibraciones así como el uso de combustible debido a la interacción de tráfico foráneo y local en congestionamientos viales que se observan en la actualidad.

Relacionadas: