Horacio Hernández fue homenajeado en la Mixteca por su contribución al arte |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Los Municipios

Horacio Hernández fue homenajeado en la Mixteca por su contribución al arte

Homenajean a voceador e investigador de jarabes

  • Horacio Hernández fue homenajeado en la Mixteca por su contribución al arte
  • Horacio Hernández fue homenajeado en la Mixteca por su contribución al arte
  • Horacio Hernández fue homenajeado en la Mixteca por su contribución al arte

Ya no lo veremos por las calles entregando el periódico EL IMPARCIAL, otros diarios y revistas. Horacio Hernández Hernández, voceador y comunicador, fue homenajeado en la Casa de la Cultura por su contribución al arte y donde fue subdirector de esta institución, fallecido en un accidente en la ciudad de Tlaxiaco.

Perdió la vida en un accidente de bicicleta, el amigo y comunicador, quien compartía sus publicaciones en las redes sociales en diversos temas de la ciudad, así mientras caminaba por las calles entregando periódicos iba retratando la vida cotidiana que se hacía noticia e información.

Conocido como Morita, formó parte del equipo del doctor Octavio Pérez Cristóbal, impulsor de la fundación de la Casa de la Cultura y de los primeros cuadros culturales que esta institución proyectaba en las diversas comunidades de la región Mixteca, desde las representaciones teatrales, artes plásticas, bailes y otras caravanas artísticas, ya que siendo subdirector de esta institución logró coordinar los esfuerzos de cada uno de los participantes.

En la década de los 80 tenía un trabajo arduo de investigación en la Casa de la Cultura, resultado que se vio el 29 de julio de 1991, cuando la delegación de Sones y jarabes de Tlaxiaco logró llegar a la Rotonda de las Azucenas (el Cerro del Fortín) para presentar este baile de identidad de la región Mixteca Alta de Tlaxiaco y donde desde luego Horacio Hernández Hernández, fue uno de los principales impulsores, quien al lado de ese equipo mostraban al mundo un pueblo con raíces culturales indígenas.

SOBRE LA COMUNICACIÓN

En el tema de comunicación fue impulsor de una revista o gaceta preventiva del consejo ciudadano y en el 2018 se convirtió en la Gaceta Gente del Pueblo, donde al lado de otros reporteros hacían trabajo de investigación para informar a la sociedad de los diversos temas sociales, políticos y culturales, al lado de Rafael Pérez Meza y de la directora de esta revista, Rebeca Pérez Bautista, juntos hacían la información para informar a la comunidad.

Horacio Hernández, mientras recorría las calles de la población de Tlaxiaco entregando los periódicos, iba retratando la vida para compartirla en las redes sociales, reportajes en vivo que hablan de las diversas costumbres y tradiciones de la ciudad de Tlaxiaco.

EL HOMENAJE

Fue homenajeado en la Casa de la Cultura el 17 de abril a las 11 horas, donde estuvieron presentes las autoridades municipales, hicieron guardia de honor y se le ofreció el baile Sones y Jarabes de Tlaxiaco, obra de identidad del pueblo de Tlaxiaco, donde este personaje aportó una serie de investigaciones que hacen que el trabajo tenga cimiento cultural que representa a los mixtecos de Tlaxiaco, Oaxaca.

Teresa de Jesús Hernández Ortiz, ex directora de la Casa de la Cultura, reconoció la labor de Horacio o Morita, el trabajo de identidad que siempre supo hacer cuando estuvo en la Casa de la Cultura, junto con su esposa Julia Feria Ramírez, maestra de danza, en 1991 lograron la conjunción del primer grupo de bailarines de Sones y Jarabes de Tlaxiaco, el que fue posible luego del trabajo de investigación.

“Hombre de reto con muchas cualidades y proyectos hoy te vas, nos dejas un legado lleno de proyectos y de una vida que tiene que seguir adelante, pero también con propuestas para el fortalecimiento de nuestra cultura”, dieron a conocer sus hijas y esposa, quienes reconocieron su responsabilidad de padre y esposo.