Del indígena marginado a la época moderna |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Especiales

Del indígena marginado a la época moderna

El 98 por ciento habla el mazateco y viven en pobreza ancestral. Nunca han recibido la visita de ningún gobernador en turno, senadores ni políticos importantes, han pasado desapercibidos

  • Del indígena marginado  a la época moderna
  • Del indígena marginado  a la época moderna
  • Del indígena marginado  a la época moderna
  • Del indígena marginado  a la época moderna
  • Del indígena marginado  a la época moderna
  • Del indígena marginado  a la época moderna
  • Del indígena marginado  a la época moderna
  • Del indígena marginado  a la época moderna
  • Del indígena marginado  a la época moderna

San Pedro es uno de los municipios pequeños de la Región Mazateca, del Estado de Oaxaca, con 960 habitantes —en su mayoría monolingües— dedicados a las labores del campo y otras actividades para sobrevivir, a excepción de la población escolar, cuyas festividades religiosas, patronales y tradicionales que alegran ligeramente sus corazones son la Navidad, Semana Santa, la fiesta del 28 y 29 de junio en honor a San Pedro y San Pablo, El Carnaval y Todos Santos.

Según datos del INEGI, de mil habitantes aproximados 356 radican en diferentes ciudades del país, sobre todo en la Ciudad de México, Tehuacán, Puebla y Oaxaca. Un dato curioso es que San Pedro Ocopetatillo no tiene agencias municipales, ni institución del nivel medio superior, solamente Preescolar, Primaria y Secundaria, y si los hijos del campesinado quieren continuar su bachillerato, tienen que emigrar a San Lorenzo Cuanecuiltitla, Huautla de Jiménez, Teotitlán, Tehuacán o Oaxaca.

En entrevista con el actual presidente municipal, Lucio Carrera Gamboa, declara a EL IMPARCIAL que es el momento de reivindicar la dignidad de los habitantes de San Pedro Ocopetatillo, quienes por su ubicación geográfica en las montañas más altas de la sierra mazateca, donde impera el frío casi todo el año, han pasado desapercibidos por los gobernantes en turno: gobernadores, senadores, diputados federales y locales, e instituciones altruistas.

Comenta que la discriminación anterior ya se ha ido superando a través del tiempo, pues los ancestros fueron víctimas de desprecios por sus condiciones de pobreza extrema. Las mujeres de reboso, vestidos hasta los tobillos y pies descalzos, y los hombres de calzón de manta amarrados en las pantorrillas, descalzos, huaraches de llantas, zapatos de plástico y sombreros sencillos. “Lo único que se escucha con fuerza en San Pedro son los cantos mañaneros de los pájaros, al mediodía y al anochecer”, dice.

Surgido del Movimiento Antorchista Nacional, Lucio Carrera expresa que la mayoría de los habitantes, hombres activos, ancianos, mujeres y niños, son hablantes de la lengua materna en un 98 por ciento, siguen usando el traje típico municipal y el 95 por ciento son monolingües, aunque hoy en día las nuevas generaciones ya van a la escuela e incluso ya saben navegar en internet, lo cual se traduce en que “el indígena mazateco marginado está pasando a la época moderna del siglo 21”.

Asegura el edil que a eso se deben las protestas de Antorcha Campesina en la capital oaxaqueña, ya que solamente presionando con marchas y bloqueos es como los funcionarios del gobierno estatal y las secretarías del gobierno federal liberan a medias los recursos destinados a municipios rurales, entre ellos San Pedro Ocopetatillo, quien recibe al año una miseria de presupuesto y por ello su incorporación al desarrollo social ha sido a paso de cojo.

OBRAS CONCLUIDAS Y EN PROCESO

Al respecto informó que las obras iniciadas en el 2017 son los 35 paneles solares de alumbrado público en las principales calles de San Pedro con una inversión de un millón 475 mil, concluido casi al 100, solo falta un 10 por ciento, el cual se instalará al generador interconectado con la Comisión Federal de Electricidad, obra de impacto aprobada por los distintos sectores del municipio, ya que ahorrará el pago del recibo de luz a la CFE con este proyecto moderno.

Asimismo, el concreto hidráulico sobre la calle Juárez que se priorizó el año pasado ya está concluido; se le entregó a los vecinos, cuya vista le da un rostro más moderno, próspero y elegante a San Pedro, porque no es el tradicional concreto de cuadros y cemento gris. El mismo estampado que se pretende realizar en la calle Juventud, aunque lamentablemente está abandonado desde el primero de diciembre por la cerrazón al diálogo del gobierno de Alejandro Murat.

El contrato con la empresa se firmó hace tres meses, y hasta ahorita el gobierno del Estado no ha dado el anticipo a los constructores. Otro proyecto olvidado es el de dos mil paquetes de mejoramiento de viviendas, láminas y cemento para piso firme en las familias más pobres de la región, los cuales 350 le correspondían a San Pedro.

En el 2018 se está rehabilitando la Iglesia de San Pedro y San Pablo porque quieren ver un templo más bonito y estrenarlo en la fiesta del 28 y 29 en honor a los santos apóstoles, algo diferente en años pasados y a otras iglesias de la región. El ayuntamiento está gestionando también ante la SHCP la cantidad de 20 millones, 870 mil pesos para destinarlos a la “Introducción del Sistema de Drenaje Sanitario y Planta Tratadora de Aguas Residuales”.

La introducción del drenaje en San Pedro sería la obra histórica de todos los tiempos, aunque eso va depender que el gobierno federal autorice el recurso. Otras obras son el pavimento de la calle Emiliano Zapata, ampliación de la energía eléctrica, obras de bajo costo, ya que lo más importante serían los 20 millones para drenaje y tener dicho servicio.

Expresó que con los paneles solares San Pedro le podría prestar energía a la CFE cuando ellos no tuvieran, algo que ningún municipio tiene, aunque San Pedro no tiene parque municipal y otros servicios básicos. Informó que más de un millón de pesos consiguieron ante Sedesol, gracias al programa Empleo Temporal que inició en enero y termina en marzo, y hoy los pobladores están rehabilitando los caminos rurales de San Pedro ganando 158 pesos diarios, 950 semanales, con lo cual están manteniendo a sus familias.