Colocan las banderas rojinegras en la UABJO
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Colocan las banderas rojinegras en la UABJO

Por el paro de STAUO, sin clases más de 25 mil estudiantes

Colocan las banderas rojinegras en la UABJO | El Imparcial de Oaxaca

Más de 25 mil estudiantes de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) fueron afectados ayer con la colocación de las banderas rojinegras en las diferentes unidades académicas, por una huelga que las autoridades universitarias calificaron de ilegal.

Entre una serie de señalamientos y acusaciones de las autoridades universitarias y agremiados al Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad de Oaxaca (STAUO), miles de jóvenes se quedaron sin clases por tiempo indefinido, excepto los de la Preparatoria número 1, en la que no permitieron la colocación de mantas.

Desde temprana hora, pese a la amenaza del Sindicato Universitario de Maestros (SUMA) de apoderarse también de las sedes de la UABJO, dos de las tres fracciones del STAUO cerraron los principales accesos e impidieron el ingreso de los estudiantes.

A esta protesta se unió el Sindicato Universitario de Académicos (SUA) como muestra de solidaridad, pese a no contar con el reconocimiento como gremio ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA).

Por no tener toma de nota que reconozca a la dirigencia sindical que encabeza Luis Alberto Hernández Osorio, las autoridades se adelantaron y calificaron de ilegal la “huelga”, mientras la fracción del STAUO aseguró que está en condiciones de estallarla bajo el concepto de “huelga de hechos” porque el contrato colectivo sigue vigente.

El STAUO solicita un incremento del 5 por ciento de aportación del gobierno, el incremento de horas clase, recategorizaciones y tiempos completos o iguales a los otorgados al Sistema de Universidades Estatales de Oaxaca (SUNEO) y del SUMA que no tiene la titularidad del Contrato colectivo de trabajo.

Así también, demanda la reinstalación de 30 profesores desplazados, la integración de comités de homologación salarial y de reconocimiento de la plantilla docente ante la Secretaría de Educación Pública (SEP), así como incremento de mil pesos a la canasta básica.

 

CRÓNICA
“Estamos en huelga, culpen al rector”

Algunos sólo acudieron para corroborar lo que en redes sociales ya se anunciaba; otros aún no estaban enterados de la suspensión de clases hasta que vieron colgadas las banderas rojinegras en los accesos de Ciudad Universitaria.

Cientos de estudiantes se concentraron en las principales entradas del campus universitario con mochilas o libretas en mano, mientras observaban las mantas que anunciaban que no habría clases por tiempo indefinido.

Algunos colocaban candados y otros pedían que salieran los estudiantes que lograron colarse en las instalaciones.

“Muchachos, estamos en huelga, no hay clases; culpen al rector”, expresaba uno de los militantes del Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad de Oaxaca (STAUO), mientras estiraba la bandera rojinegra en uno de los accesos.

Al frente, con saco casual negro y camisa azul, el dirigente de una de las fracciones, Luis Alberto Hernández Osorio, explicaba que la negativa de las autoridades para atender las demandas, sin ofertas concretas de solución, obligó a los trabajadores a estallar la huelga.

Los integrantes del Comité de Huelga también se mantenían al frente en la puerta principal del campus universitario, mientras estaban a la espera de algún funcionario de la UABJO o del gobierno del Estado para reiniciar las mesas de negociación.

La mayoría de los alumnos no se dio la vuelta de inmediato; muchos aprovecharon el cierre para conversar y sentarse en las banquetas y escalones del lugar, o comprar tortas y jugos de los ambulantes que ya se acercaban para aprovechar la concentración de universitarios.

Los automovilistas y usuarios del transporte urbano advirtieron también lo que pasaba en la universidad desde temprana hora; las banderas rojinegras estaban a la vista de todos mientras se dejaba en claro que no habría clases.

Entre los manifestantes y estudiantes, el teléfono móvil no se apartaba de la vista por los comentarios en las redes sociales.

“Mira, el rector ya envió un mensaje en Twitter. Dice que hay disposición a resolver esto y cuando tuvo la oportunidad ni caso nos hizo”, expresó una mujer mientras hacía pausa para tomar su café y era escuchada por estudiantes que de inmediato buscaron el tuit en sus teléfonos.

 

 

Relacionadas: