Oaxaca, ciudad de las mil protestas | La Capital
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones
Última Hora Especiales Videos

Especiales

Oaxaca, ciudad de las mil protestas

Las problemáticas que enfrenta la entidad son la bandera de lucha de miles de organizaciones, comunidades y sindicatos que día a día desquician la ciudad con la finalidad de obtener la atención gubernamental

Oaxaca, ciudad de las mil protestas | El Imparcial de Oaxaca

Oaxaca de Juárez, Oaxaca

Entre bloqueos, marchas, toma de oficinas y casetas de peaje, Oaxaca se mantiene entre los primeros estados del país con mayor número de protestas en lo que va del año, tanto de organizaciones sociales y sindicatos, como de habitantes de diferentes comunidades.

El director general de la Policía vial del Estado, José Guzmán Santos, afirmó que de diciembre a la fecha, la dependencia a su cargo tiene el reporte de al menos 595 bloqueos, 180 marchas, 302 tomas de oficinas gubernamentales y 106 a casetas de peaje.

Algunas de estas protestas duran de dos a tres horas, mientras que otras se mantienen de uno a tres días, como ha sucedido en algunas poblaciones que muestran inconformidad contra sus autoridades municipales.

La mayoría de quienes encabezan las protestas en la capital del estado y municipios conurbados son militantes de diferentes organizaciones sociales, así como integrantes de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y estudiantes normalistas.

Las protestas en la entidad oaxaqueña incrementaron a raíz del conflicto social de 2006, por el fallido desalojo que el Gobierno en turno realizó en contra del plantón que mantenían profesores del magisterio oaxaqueño en el zócalo de la ciudad.

 

Encabezan protestas Sección 22 y normalistas

Posteriormente, con la administración que encabezó el exgobernador Gabino Cué Monteagudo, las acciones de protesta fueron en aumento, sobre todo por los integrantes de la S-22 y los estudiantes normalistas.

Los mentores de la educación han desquiciado a la entidad con sus constantes movilizaciones en los últimos seis años, el principal motivo de sus protestas es el rechazo a la Reforma educativa, la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa y también exigen la recuperación de la rectoría de la educación, misma que perdieron en 2015, limitaron el poder de la Sección 22 en el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO).

Las protestas continuaron después de los hechos de violencia registrados en Asunción, Nochixtlán, en 2016, cuando el Gobierno del Estado pidió la intervención de la fuerza pública para liberar la carretera federal 135 del bloqueo que mantenían profesores y habitantes.

Por esta fallida intervención, donde hubo detonaciones de armas de fuego, se tuvo un saldo de seis muertos y vario heridos, así como una serie de bloqueos y marchas en distintas regiones del Estado y la capital oaxaqueña.

Con la entrada en vigor de la Reforma educativa, la Sección 22 y la Coordinadora Estudiantil Normalista del Estado de Oaxaca (CENEO) encabezaron protestas que se enfocaron en bloqueos a importantes cruceros y tramos carreteros, en rechazo a las evaluaciones a docentes y egresados de las escuelas normales del país.

Las protestas incrementaron en los últimos meses de la administración de Gabino Cué y los primeros días del Gobierno de Alejandro Murat Hinojosa, como una forma de presión para entablar mesas de diálogo con representantes de gobierno.

En los últimos meses, se han incrementado las protestas de organizaciones sociales como sindicatos de taxistas y agremiados a sindicatos de la construcción, entre otros, así como movilizaciones de la Sección 22 y normalistas que no cesan en su rechazo a la Reforma educativa.

A las muestras de inconformidad se han sumado las manifestaciones del Frente Popular  14 de Junio, así como de los sindicatos Libertad y CTM, cuyas constantes disputas y confrontación han generado reiterados conatos de violencia, heridos y varios muertos.

En rechazo al Frente Popular 14 de junio, en julio de este año, habitantes de la agencia Vicente Guerrero decidieron levantarse en protesta y exigir el retiro de los agremiados, a quienes acusaron de realizar secuestros, extorsión, robos y violaciones.

Derivado de la inconformidad, en la Agencia Vicente Guerrero realizaron la quema de 50 viviendas y la destrucción de varias unidades de motor. A consecuencia de estos actos, la capital oaxaqueña y municipios conurbados quedaron sin servicio de recolección de basura por al menos 10 días, luego de que los habitantes de la agencia de la Villa de Zaachila decidieran bloquear la carretera federal 175 y los principales accesos a la población, lo que generó el cierre del basurero municipal.

Ante tal panorama, Oaxaca continúa en los primeros sitios de los estados con más protestas en lo que va del año, como sucede en el centro del país.

Respecto a la toma de oficinas de Gobierno, la mayoría de las organizaciones sociales realiza la toma de  Ciudad Administrativa y Ciudad Judicial, donde se concentra  el centro de trabajo de la mayoría de las instituciones gubernamentales.

Debido a los bloqueos en los complejos administrativos,  en varias ocasiones los manifestantes se han enfrentado con los burócratas ya que con estos bloqueos se impide la entrada y salida de cualquier persona.

También se han presentado y reavivado conflictos agrarios que han generado bloqueos a carreteras y marchas, así como la suspensión de actividades en los complejos administrativos, donde reclaman solución a la disputa de tierras que mantienen de 10 y hasta 50 años.

La mayor parte de las protestas se dan en la capital del Estado, sobre todo en el zócalo de la ciudad, así como en los cruceros del estadio de Beisbol, Cinco Señores, Monumento a la Madre y Fonapas.

Relacionadas: