"Imponen cuotas" limpiaparabrisas de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

“Imponen cuotas” limpiaparabrisas de Oaxaca

En ocasiones agreden verbalmente a los conductores o dejan manchado de jabón los vehículos

  • “Imponen cuotas” limpiaparabrisas de Oaxaca
  • “Imponen cuotas” limpiaparabrisas de Oaxaca
  • “Imponen cuotas” limpiaparabrisas de Oaxaca
  • “Imponen cuotas” limpiaparabrisas de Oaxaca
  • Dan a conocer que se incrementa el número de este tipo de sujetos en cruceros de la capital

 

Limpiaparabrisas que se dedican a realizar su trabajo en diferentes cruceros de la capital, fueron acusados por conductores de diversos tipos de vehículos de exigir -aunque no todos- la entrega de una moneda por realizar a veces sin consentimiento la limpieza de los cristales de los automóviles y camiones.

Ciudadanos entrevistados en distintas partes, dijeron que en ocasiones este tipo de personas se han convertido en un serio peligro para quienes pasan por los lugares donde se encuentran llevando a cabo sus actividades, ya que muchos de ellos visiblemente se ve que están “drogados o borrachos”.

Los lugares donde más proliferan este tipo de personas, son la carretera a Ocotlán de Morelos a la altura del crucero de la Experimental, así como la glorieta de 5 Señores y el cruce de la Avenida Universidad y Jorge L. Tamayo, además de la Glorieta Lázaro Cárdenas, entre otros cruceros de la capital, dijeron.

Riesgo latente

Aun cuando la mayoría de los limpiaparabrisas ve esta situación como su fuente de empleo, otros han sido notorio que lo hacen para comprar solventes para drogarse o bebidas embriagantes, por lo que ocasionan temor cuando se acercan al automóvil, indicaron conductores de vehículos entrevistados al azar.

El conductor Armando García confirmó que en el cruce de la Avenida Universidad y la calle de Jorge L. Tamayo, se coloca un limpiaparabrisas al cual le ha dicho que no quiere que limpie sus cristales, aunque ya se haya subido en el cofre se baja y se retira sin ningún comentario, pero se ha enterado que es muy agresivo.

Concepción, quien conduce una camioneta de reparto, por su parte, dijo que en donde ha tenido problemas con los limpiaparabrisas, es en el crucero de la carretera a Ocotlán y la Experimental, la mayoría de veces los tipos que están en el lugar, se ve que están borrachos o drogados, y en ocasiones han agredido a la gente.

“Nada más hay que pasar sobre la carretera a Ocotlán con rumbo al centro de la ciudad, para que te des cuenta que en el crucero de la Procuraduría se encuentran principalmente por las tardes varios sujetos que limpian los parabrisas que apestan a cerveza o cemento industrial; sin embargo, la policía no hace nada, comentó la dama.

No hay respeto

Martín Cruz indicó que en ocasiones no se ven a este tipo de personas en los cruceros; sin embargo, a veces se pueden ver grupos de tres o cuatro y hasta más en esos lugares, lo grave es que uno que otro se molesta si no se le da dinero, realmente la mayoría son “unos groseros”.

Desde que empiezan a limpiar están viendo el movimiento si vas a sacar alguna moneda, al ver que no, dejan manchado con jabón en el cofre y las salpicaderas, en ocasiones cuando te arrancas, te avientan el agua al carro, realmente no tienen educación, comentó el ciudadano.

Ojalá que las autoridades estatales y municipales pudieran hacer algo para regular este tipo de trabajo que realizan los jóvenes y en ocasiones niños, con el fin de que puedan llevar a cabo sus actividades sin ocasionar molestias a los automovilistas, citó el taxista con más de 15 años en el servicio.

Varios de sus compañeros entrevistados por separado coincidieron que en los últimos meses el número de limpiaparabrisas, payasos, malabaristas, entre otros se han apoderado de los principales cruceros de la capital, por lo que exigen a las autoridades correspondientes normar esta situación.

No hay que generalizar

No se trata de generalizar que todos los limpiaparabrisas que hay en los cruceros, sean agresivos o utilicen el dinero para ingerir bebidas embriagantes o para drogarse, en varios lugares está el marido y la esposa haciendo este tipo de trabajo, claro que hay sus excepciones “no todos son malos”, asentó Ramiro Hernández.

Yo para evitarme problemas, dijo el automovilista, les doy una moneda de uno o dos pesos, pero a veces no tengo cambio y les digo que a la vuelta y es cuando se molestan y dejan escurriendo el jabón en las portezuelas, así como en la cajuela, es un problema, sin embargo, nadie hace nada por resolver esta situación.

Otros, dijeron que en Oaxaca no hay trabajo, los empleos son mal pagados, está bien que se ocupen en un trabajo lícito, pero lo que deberían hacer es actuar de otra manera, vestir de otra forma, ya que este tipo de actividad se ha estigmatizado por los casos desagradables en los que se han visto envueltos.

 

Relacionadas: