El Centro Histórico de Oaxaca se queda sin agua potable |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

El Centro Histórico de Oaxaca se queda sin agua potable

Afirman que en una semana gastan hasta mil 600 pesos en pipas de agua.

  • El Centro Histórico de Oaxaca se queda sin agua potable
  • El Centro Histórico de Oaxaca se queda sin agua potable

Vecinos y comerciantes que se encuentran en el Centro Histórico de la ciudad de Oaxaca viven una severa crisis por la falta de agua potable y la mala calidad del servicio que ofrece los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de Oaxaca (SAPAO).

Todos los días se pueden observar pipas de 10 mil litros estacionadas en la vía pública, descargando el vital líquido en viviendas particulares y comercios en el primer cuadro de la capital donde se ha agudizado la escasez.

En tanto, el órgano operador del gobierno estatal se ha visto rebasado por la demanda, los transportistas que se dedican a ofrecer los servicios de pipas particulares hacen su agosto diariamente con la venta de miles de litros de agua para uso humano.

“En el Centro Histórico ya no hay agua, lo poco que llega es de mala calidad y no se puede usar porque parece que viene con lodo, por eso tenemos que comprar pipas, sobre todo, donde tenemos la visita de clientes”, señaló David Villanueva, representante del Colectivo Huizache que aglutina a un grupo de artesanos.

Expuso que SAPAO únicamente abastece el vital líquido dos veces a la semana, “misma que llega goteando a las cisternas, sin cumplir siquiera con lo mínimo que demandan los comerciantes.

“Para que no se vea el lodo tenemos que comprar filtros, pero aparte de eso para tener suficiente agua debemos comprar dos servicios de pipas de 7 mil litros que nos viene costando 800 pesos, en una semana gastamos mil 600 pesos y al mes son 6 mil 400 pesos”.

Esta situación ha obligado a los ciudadanos a utilizar diversos métodos para ahorrar el agua como la reutilización y el acumulamiento del agua pluvial. “Hemos implementado diferentes estrategias para el ahorro de agua, lo que se utiliza en los lavabos se puede volver a reutilizar en los inodoros y para lavar trastos utilizamos tinas para no ocupar demasiada agua”.

“Tomamos agua de la lluvia para no estar pidiendo pipas porque también queremos evitar la sobre explotación de los mantos freáticos; de los contrario, en un futuro, ya no va haber agua, cada vez el agua está más lejos de la ciudad”, mencionó David Villanueva.

Trabajadores de establecimientos comerciales ubicados en el Andador Turístico, señalaron que SAPAO se ha visto rebasado, esto a raíz de los reportes que han realizado sobre fugas de agua en el primer cuadro de la ciudad.

“Siempre que envía agua reportamos una fuga frente al Jardín Labastida, llevamos como seis meses reportando y no se ha atendido esta situación, por eso la gente tiene que contratar servicios de pipas”, afirmaron.