Costosa y riesgosa, apuesta de Semaedeso por megabasurero |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Costosa y riesgosa, apuesta de Semaedeso por megabasurero

Megaobras como las que impulsa el secretario José Luis Calvo Ziga cuenta con antecedentes de catástrofe en el país; la alternativa es la integración comunitaria, con rellenos sanitarios operados por municipios y pobladores: ONG

  • Costosa y riesgosa, apuesta de Semaedeso por megabasurero
  • Costosa y riesgosa, apuesta de Semaedeso por megabasurero
  • Costosa y riesgosa, apuesta de Semaedeso por megabasurero
  • Costosa y riesgosa, apuesta de Semaedeso por megabasurero
  • Costosa y riesgosa, apuesta de Semaedeso por megabasurero
  • Costosa y riesgosa, apuesta de Semaedeso por megabasurero
  • Costosa y riesgosa, apuesta de Semaedeso por megabasurero

Costoso y riesgoso, así es el megaproyecto de 480 millones de pesos al que la Secretaría de Medio Ambiente y Energías Renovables (SEMAEDESO) apuesta para atender la mayor parte de las mil toneladas de basura que se generan diariamente en los Valles Centrales, principalmente en la ciudad de Oaxaca y sus municipios conurbados.

Este proyecto, sin avances a más de dos años de iniciada la actual administración, ha sido impulsado como una prioridad del Gobierno del Estado, que se ha negado a analizar alternativas mucho más eficientes, entre ellas el manejo integral de los residuos sólidos, la rehabilitación y construcción de pequeños rellenos sanitarios gestionadas por los municipios y la rehabilitación de plantas de tratamiento de aguas residuales.

Eloy Leyva Rojas, director de la asociación civil Manejo de Ecosistemas y Paisajes, señala que el camino a seguir tanto para la gestión de residuos sólidos como para la rehabilitación de los ríos Atoyac y Salado es el de las obras comunitarias, el de los proyectos sustentables en los que más que optar porque una sola empresa se haga cargo, se involucre a la población y a las autoridades municipales para mostrar que la basura es, efectivamente, un asunto de todos.

El proyecto de la asociación civil –que ya ha comenzado a ejecutarse en las comunidades etecas de Zautla, Mazaltepec y San Sebastián- apuesta por la gestión municipal de la basura, con un tratamiento integral que incluye la rehabilitación y construcción de plantas de tratamiento de aguas residuales, de pequeños rellenos sanitarios municipales, pero también la concientización de la comunidad para disminuir la generación de desechos, priorizar la separación, reciclaje y composteo. El proyecto implicaría una inversión cercana a los 41 millones de pesos. Para la rehabilitación de los actuales tiraderos municipales se requerían 31 millones y 4.7 millones de pesos para su mantenimiento y operación.

La alternativa está fuera de la órbita de la Semaedeso. “Actualmente el problema es que con la basura lo colocamos todo junto, lo recolectamos todo junto y lo llevamos al tiradero todo junto. La política estatal es que no hay política. La visión y el objetivo estratégico general de la Semaedeso si lo lees no dice nada, de las soluciones que plantea lo único que funcionaría sería el composteo, pero en realidad no hay ninguna política”, señala Leyva.

Tanto en diseño presupuestal como de obras, el proyecto de la ONG ha sido presentado ante la comisión de Agua y Saneamiento de la Cámara de Diputados federal y se espera una respuesta favorable. “Todo el mundo habla de saneamiento del río Atoyac pero realmente no se ve nada en específico. Se podría sanear sin ningún problema el río Atoyac hasta San Lorenzo Cacaotepec, manejando los residuos sólidos urbanos, las aguas residuales y las microcuencas de los 17 municipios que conforman el valle eteco, entregando agua limpia tanto en cantidad como en calidad”.

Desde las autoridades hasta nosotros como ciudadanos nada más nos damos cuenta de la basura cuando pasan dos cosas, no pasa el camión por una semana o nos quieren poner un tiradero en la parte de atrás de nuestra casa, es cuando nos damos cuenta de la problemática”.

El proyecto
El proyecto de la asociación civil ha rebasado el papel, los escritorios, y ha comenzado a desarrollarse en comunidades del valle de Etla.

En la agencia de San Sebastián, Etla, se saneó el tiradero municipal en 2018, para lo cual se construyó una celda de confinamiento de desechos en un área de 3 mil 850 metros cúbicos cobre una extensión de 0.73 hectáreas. La inversión fue de 500 mil pesos aportados por las autoridades de la comunidad.

“La alternativa fue analizar dónde se podía acomodar todo el volumen de residuos que maneja la agencia, hicimos un proyecto para colocar la celda de confinamiento en poco menos de una hectárea. Es básicamente una excavación, un rectángulo, se hacen pruebas de laboratorio al suelo, estudios de mecánica de suelos, levantamientos topográficos, pruebas de infiltración, posteriormente se coloca una geomembrana para evitar que se filtren los lixiviados y se construyó un pequeño reactor para tratar los lixiviados; adicionalmente se puso otra cubierta sobre la cual se colocaron 60, 70 o hasta 90 centímetros de residuos que con un tractor se van compactando”.

La celda de confinamiento debe ser renovada dependiendo de la cantidad de residuos que genere la comunidad, por lo que resulta indispensable que se integre un plan de enseñanza que disminuya la generación de residuos y en el cual los pobladores participen en su separación, entre orgánicos e inorgánicos, plásticos, papel, PET, aluminio, vidrio, etcétera.

Concientización, vital

El proyecto de construcción y rehabilitación de infraestructura debe estar acompañado por el trabajo comunitario, que resulta indispensable. “Desde las autoridades hasta nosotros como ciudadanos nada más nos damos cuenta de la basura cuando pasan dos cosas, no pasa el camión por una semana o nos quieren poner un tiradero en la parte de atrás de nuestra casa, es cuando nos damos cuenta de la problemática.

Actualmente el problema es que con la basura lo colocamos todo junto, lo recolectamos todo junto y lo llevamos al tiradero todo junto. La política estatal es que no hay política. La visión y el objetivo estratégico general de la Semaedeso si lo lees no dice nada, de las soluciones que plantea lo único que funcionaría sería el composteo, pero en realidad no hay ninguna política”.

“Todo el mundo habla de saneamiento del río Atoyac pero realmente no se ve nada en específico. Nosotros saneamos el valle eteco hasta San Lorenzo Cacaotepec. Entregamos al tramo de San Lorenzo, que pasa por toda la ciudad de Oaxaca, agua limpia tanto en cantidad como en calidad”.
Ezequiel Leyva
director de Manejo de Ecosistemas y Paisajes

“Nosotros para el tratamiento de la basura decimos que no hay una solución, sino cuatro. Primero, la disminución de los residuos”, apunta el representante de la ONG.

“Inicia todo desde la casa. Comer sano implica generar menos residuos, nosotros analizamos la basura que se genera en una escuela y observamos la alta disposición de envases de plástico, empaques de comida chatarra, popotes. La primera tarea es disminuir la generación de residuos”.

Los pasos complementarios para lograr el objetivo de un tratamiento sustentable de la basura son realizar composta con los desechos orgánicos; reciclar y vender los elementos susceptibles de un nuevo aprovechamiento y por último, confinar la basura en un pequeño relleno sanitario municipal.

“Son cuatro soluciones, no puedes implementar una sin la otra, el trabajo inicia en la casa, esto ya lo hemos hecho, en Silacayoápam, en San Andrés Zautla, en Mazaltepec, va iniciando en San Sebastián y lo están haciendo parcialmente en otras comunidades.

“Hay muchas otras comunidades que ya han empezado a separar sus desechos, San Bartolo Coyotepec, Mitla, Tlacolula, con sus bemoles. Esa es la propuesta de solución, son cuatro, pero la única que observa el gobierno es la última, todo enterrarlo en un relleno”, expresa.

23 mil toneladas de basura

En los 17 municipios que comprenden el valle de Etla, que suman una población de alrededor de 130 mil habitantes, se generan 23 mil 681 toneladas de basura al año. Trasladar estos desechos hasta el basurero municipal de la agencia Vicente Guerrero, en el municipio de Zaachila, implica un recorrido de entre 30 y 35 kilómetros en promedio.

¿Es necesario realizar este recorrido? Para el Gobierno del Estado, para el secretario de Medio Ambiente, el empresario José Luis Calvo Ziga, sí, para ambientalistas y autoridades municipales, no. La alternativa, aseguran, es que cada municipio maneje adecuadamente sus residuos.

Los municipios que mayor cantidad de basura generan en el valle son San Pablo Etla, con 9.97 toneladas diarias; San Lorenzo Cacaotepec, con 8.42; San Francisco Telixtlahuaca, 7.22; Vila de Etla, 5.80; y Santiago Suchilquitongo, 5.68. En estas cinco comunidades habitan alrededor de 67 mil pobldores.

De acuerdo con la información difundida por la Semaedeso, el Centro Intermunicipal de Residuos Sólidos de la zona metropolitana costaría 480 millones de pesos, de los cuales el 50% serían invertidos a fondo perdido por Banobras y el resto de la iniciativa privada. Este basurero atendería a 25 municipios próximos a la ciudad de Oaxaca de Juárez.

Demandan consulta a ciudadanos de ZMO

Ante la inconformidad que pudiera generar la construcción de un nuevo relleno sanitario en municipios de Valles Centrales, el director de Litigio Estratégico Indígena, Carlos Morales Sánchez, ofreció asesoría para demandar al Estado que se respete el derecho a la consulta libre e informada.

“¿Qué hacemos con la basura es una gran pregunta? Si alguna comunidad se siente afectada por un gran proyecto y no fue consultada, podríamos desde la trinchera jurídica, acompañar esta vía”, señaló.

De igual forma, expresó la importancia de que los ciudadanos de las comunidades involucradas en el proyecto metropolitano sean consultadas. “Tendríamos que acudir ante las instancias ambientales independientes, los organismos, asociaciones civiles para que nos digan qué necesitamos para el manejo de la basura, si lo mejor son estas iniciativas municipales o un gran proyecto”.

 

 

 

 

Relacionadas: