Agoniza el río Atoyac en Oaxaca; señalan omisión de autoridades |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Agoniza el río Atoyac en Oaxaca; señalan omisión de autoridades

La que alguna vez fuera la principal afluente de agua dulce de los Valles Centrales, hoy ha quedado convertida en un peligroso basurero gracias a la mano del hombre

Fotos: Luis Alberto Cruz

Lo que está en peligro

9 mil

especies que habitan el río Atoyac

El Gigante

243

municipios recorre la afluente

300

kilómetros de extensión

Personas que habitan en las cercanías de los ríos Atoyac y Salado demandan la celeridad de las acciones en materia de saneamiento, dado que la contaminación y los riesgos sanitarios son cada vez mayores.

Un ejemplo que pone Juan Manuel Alderete, habitante de la colonia Cosijoeza ubicada a escasos 300 metros del afluente del Atoyac, son los olores fétidos que se desprenden en la zona poco después del medio día y en la tarde.

Explica que la cotidiana descarga de aguas negras, los basureros a cielo abierto que abundan a lo largo del lecho y la sobre explotación de la arena en dicho punto, han convertido al río Atoyac en un muladar.

Pero también critica la omisión y cerrazón de las autoridades de Oaxaca de Juárez y Santa Cruz Xoxocotlán por donde pasan las aguas negras, debido a que no se han realizado acciones de saneamiento por décadas.

“A nadie de los funcionarios le importa porque ellos no pasan, ni viven, ni trabajan por aquí, pero hay horarios en donde el olor es insoportable y los jóvenes que van a las escuelas corren por tramos para no vomitar”, relata.

Pero no todo para ahí, por citar, Reynaldo Cortez, poblador de la colonia Nuevo México en San Jacinto Amilpas advierte sobre el uso indiscriminado de agroquímicos, los cuales han contaminado al río y éste a los mantos freáticos, los pozos de uso agrícola y de agua potable.

Y dice que sólo hay que ver los campos de siembra de Santa Cruz Xoxocotlán, la Villa de Zaachila y San Raymundo Jalpan y otros municipios en donde es paulatina la pérdida de la fertilidad de los terrenos.

“O solo nos vamos un poco arriba pasando San Lorenzo (Cacaotepec), para ver cómo están regando con aguas del río pero son negras, sin tratamiento y eso se va a los alimentos, entonces nadie viene a verificar la calidad de las verduras”, alerta.

Don Reynaldo dice es urgente que intervengan los municipios e instancias como los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), ante el aumento en las enfermedades relacionadas con la ingesta de agua y alimentos en las zonas contaminadas por las aguas del río Atoyac.

Situación es de emergencia: INSO

Para el Instituto de la Naturaleza y la Sociedad de Oaxaca (INSO), no se exagera al afirmar que la situación es de emergencia en cuanto a contaminación de sus mantos acuíferos, dado que las aguas negras de la mayoría de las comunidades de la sierra y la propia ciudad de Oaxaca no reciben tratamiento alguno antes de alcanzar los ríos y arroyos.

Los severos impactos de salud, ambientales y económicos pueden admitirse fácilmente si se sabe que el río Atoyac es considerado uno de los más contaminados del país, expone la organización civil.

Estos procesos empiezan a afectar la salud humana en las comunidades de la cuenca, de donde junto con comunidades y diversas instituciones, ha puesto en marcha un ambicioso programa integral de regulación ecológica que permitirá conservar los procesos naturales de la cuenca y, al mismo tiempo, presentará a sus habitantes opciones de mejoramiento social.

Miembros de la asociación también señalan que las tierras forestadas de los Valles Centrales de Oaxaca son fundamentales para las comunidades, en especial para la ciudad de Oaxaca. Los árboles son necesarios para la captación de agua, regulación climática, productividad silvícola y agropecuaria y riqueza biológica, así como por su potencial turístico, educativo y cultural.

Sin embargo, advierte que la región sufre serias amenazas por la deforestación, la contaminación, la desintegración social y productiva de sus pueblos y el crecimiento urbano desordenado.

Río Atoyac: riqueza negada, defensa de papel

 

DESVÍAN SU CAUCE

En la época prehispánica el Río Atoyac abasteció a las grandes civilizaciones zapoteca y mixteca, y forma parte de la historia de la ciudad de Oaxaca. Su cauce original pasaba por el centro de la Ciudad justo donde está ubicada la iglesia de San Juan de Dios, hecho que no concordaba con los planes de urbanización de los españoles, por lo que fue desviado hacia el lugar donde se encuentra en la actualidad.

¿QUIERES AYUDAR AL ATOYAC?

NO UTILICES QUÍMICOS

Usar químicos tóxicos como el blanqueador o el amoniaco para limpiar tu casa es perjudicial para el suministro del agua. Muchos detergentes, al llegar a las aguas residuales, son extremadamente nocivos para la naturaleza.

DESECHA CON CUIDADO

Nunca viertas algo que no sea biodegradable. Esta es una lista de materiales que nunca deben verterse por el desagüe: pintura, aceite de motor, disolventes de limpieza, amoniaco, químicos para piscinas.

 

Relacionadas: