Oaxaca no pinta en educación superior |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

La Capital

Oaxaca no pinta en educación superior

Ante la ausencia de una política para desarrollar e impulsar este nivel, la creación de universidades ha sido a cuentagotas en la entidad

  • Oaxaca no pinta en educación superior
  • Oaxaca no pinta en educación superior
  • Oaxaca no pinta en educación superior
  • Oaxaca no pinta en educación superior
  • Oaxaca no pinta en educación superior
  • Oaxaca no pinta en educación superior

Hace apenas cinco años, autoridades de instituciones públicas y privadas urgieron la creación de una Ley de educación superior para el combate a los principales problemas que enfrenta este nivel educativo, pero a la fecha el rezago de Oaxaca se advierte aún más con el crecimiento de universidades de estados vecinos, con mejores resultados.

El panorama no parece alentador, al considerar que en 2013, último año en el que se reunieron 19 directivos de universidades para analizar la problemática, se tenía el registro de 76 instituciones del nivel superior.

En este 2018, a cinco años de distancia, según el coordinador de Educación Media Superior y Superior, Ciencia y Tecnología (CEMSSCyT), Francisco Márquez Méndez, se cuenta con 82 instituciones que ofrecen este grado escolar.

Esta cifra contrasta con los registros de la Secretaría de Educación Pública (SEP), que en 2017 reportó para Oaxaca al menos 123 escuelas, universidades o institutos del nivel superior.

En la última reunión de representantes de instituciones como la Univas, UABJO, URSE, ITO, entre otras, se coincidió en la inexistencia de un sistema eficiente de educación superior de Oaxaca y la ausencia de una política de Gobierno del Estado para desarrollar e impulsar ese nivel.

A varios años, la creación de universidades ha sido a cuentagotas en la entidad, porque en los estados vecinos el número rebasa en gran medida a Oaxaca, como Puebla que tiene 486 universidades; le sigue Veracruz con 380, Chiapas con 214 y Guerrero con 135.

Para este año y en 2019, el Gobierno del Estado pretende reorientar la oferta educativa en el nivel superior y en breve se espera iniciar la universidad intercultural en Tlacolula; otra en Nochixtlán, una en el Bajo Mixe, Matías Romero y otra más en Miahuatlán.

En el panorama presentado en 2013, se resaltó que las carreras con mayor demanda en la entidad, por orden de importancia, eran Administración, Derecho, Computación y Sistemas, Contaduría, Educación y Docencia.

En 2017 y 2018, se suman las carreras del área blanca, así como las tecnológicas con mayor demanda, pero poca oferta.

Las cifras del nivel superior tampoco son similares en los registros de las autoridades estatales y otros organismos como el Banco Mundial, que en su último estudio “Educación Superior y Desarrollo de Oaxaca”, aseguraba que apenas 20 de cada 100 estudiantes que ingresaba a primaria, llegaban al nivel superior.

Esta cifra comparada con lo señalado por las actuales autoridades estatales, podría advertir un retroceso en el número de jóvenes que logran llegar a este nivel, porque de manera reciente señalaron que de cada 100, solo 17 tienen acceso a la educación superior.

En la anterior Expo Orienta educativa 2018, funcionarios de la CEMSSCyT y del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), coincidieron en que los indicadores educativos no son para celebrarse y la entidad continúa en un rezago desde hace varios años.

En el estudio de “Educación Superior y Desarrollo de Oaxaca”, publicado en 2013, se destacó que algunos de los aspectos que influían para que no se llegara al nivel superior, es que no había capacidad para financiar los estudios o habían egresado del bachillerato o preparatoria con un nivel académico de insuficiente o elemental, que les impedía en gran medida poder ingresar al nivel superior.

Del mismo modo, se mostró que su rezago, al igual que del nivel básico, en comparación con otros estados, se debía también por la baja tasa de cobertura, la deserción escolar y la insuficiencia en programas educativos de calidad.

En ese año, que no ha cambiado a la fecha, se evidenció que la oferta de instituciones de este nivel ha crecido de manera lenta a diferencia de las otras entidades. “El número de espacios es uno de los más bajos que se registra en México y el ritmo de ampliación de la capacidad instalada también ha avanzado a una velocidad muy inferior a la de otras entidades”, había señalado el estudio.

En su momento, consideró importante que el Estado incluyera la creación o ampliación de carreras asociadas a la era del conocimiento, así como becas que cubrieran a los estudiantes desde la primaria hasta el nivel superior.

Por esta situación, se advirtió que Oaxaca no solo se mantiene en el rezago en el nivel básico, sino también en los siguientes niveles educativos, donde en cobertura, “muchos ven la educación superior como un privilegio”.

 

Piden mayor cobertura educativa con calidad y equidad

De la reunión en 2013 de directivos de instituciones del nivel superior, el rector de la Universidad Regional del Sureste (URSE), Benjamín Smith Arango, quien fuera uno de los asistentes, aseguró que desde ese año ya no se volvieron a reunir y todo quedó en mera propuesta.

Sin embargo, dijo, la URSE continuó con sus acciones para la creación de nuevas carreras y mejores oportunidades de estudio para los recién egresados del nivel medio superior.

Consideró que muchas instituciones, sobre todo las del sector privado, no tienen contempladas sedes en otras regiones por falta de dinero para la infraestructura, así como el trato discriminatorio que reciben de las autoridades gubernamentales para poder instalarse.

En ese sentido, dijo, al menos 113 rectores de universidades del país incorporados a la Federación de Instituciones Mexicanas Particulares de Educación Superior (FIMPES), pedirán a las nuevas autoridades del Gobierno federal una revisión sobre el papel de las instituciones privadas y presentarán un proyecto que genere un aumento en el ingreso de jóvenes a este nivel educativo.

“Se propone un plan donde también se optimice el trabajo, se incremente la calidad y la equidad educativa (donde todos tengan acceso a la educación), así como la pertinencia en carreras que estén a favor del medioambiente y con impacto social”.

El rector de la URSE aseguró que buscarán reunión con las próximas autoridades educativas del Gobierno federal, para considerar el proyecto de la FIMPES que incorpora a instituciones certificadas.

Señaló que muchas escuelas del nivel superior, de las cuales se desconoce su número, no cuentan con certificación ni garantizan calidad, pertinencia ni equidad, indispensables para un país que requiere avanzar en el tema educativo.

Al considerar que en México se estiman 3 millones de alumnos en educación superior, de los cuales, 33% están en escuelas particulares, y de estos 600 mil alumnos son de 113 escuelas de la FIMPES, Smith Arango consideró importante una alianza con las autoridades en beneficio de la sociedad.

“Las particulares de FIMPES proponen impulsar una nueva normatividad, más sencilla y eficiente, menos burocrática. Se propone la deducibilidad de las colegiaturas de los padres de familia; modificar la carga fiscal que deben enfrentar las escuelas particulares para poder dar más becas y dar espacios a quienes no pudieron ingresar a las públicas”, expuso el rector, al señalar que otras escuelas de Oaxaca como La Salle y Anáhuac, también están incorporadas a esta Federación.

 

Busca Gobierno empatar perfil de egresados con sector productivo

Para la actual administración estatal, de acuerdo a Manuel Francisco Márquez Méndez, coordinador general de Educación Media Superior y Superior, Ciencia y Tecnología, preocupa que los jóvenes cuando egresen no trabajen de lo que estudian o no les paguen bien.

En ese sentido, dijo, se busca empatar los perfiles que requiere el sector productivo con la oferta, de tal manera que los jóvenes al salir, sí tengan sitios posibles de trabajo.

En Oaxaca, señaló, se tiene el registro de 75 mil estudiantes en instituciones del nivel superior como la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca (UABJO), el Instituto Tecnológico de Oaxaca (ITO), el Sistema de Universidades Estatales (SUNEO), entre otras de orden público.

El funcionario señaló que las nuevas universidades que se pondrán en marcha en breve, se encuentran en zonas de baja cobertura, a fin de que haya más opciones de estudio del nivel superior en las diferentes regiones.

“Si en las regiones tienen oportunidad de estudiar y se quedan en su región, los jóvenes podrán ayudar a sus comunidades unas vez que egresen. Los que van en la Sierra se les da el enfoque forestal y los de la Costa con enfoque comercial-turístico”, ejemplificó.

Con la estrategia que se tiene, aseguró, se busca mejorar en cobertura y dar mejores oportunidades de empleo y desarrollo regional.

De la deserción, recordó que antes se estimaba que las causas de abandono escolar eran por la falta de dinero, como principal factor, pero ahora, ante un gran número de becas que se ofrecen, se advierte que las causas de gran peso también son las socioemocionales, porque sigue la deserción o el abandono de los estudios.

Pese a los esfuerzos gubernamentales desde hace varias décadas, el nivel superior no ha podido despegar en la entidad, aunque en algunas instituciones como el SUNEO ha dado estudiantes y egresados reconocidos y captados en otros países del mundo.

Y aunque Oaxaca ha mostrado buenos resultados en más universidades como la Tecnológica de los Valles Centrales de Oaxaca (UTVCO), el crecimiento en cobertura para llegar a quienes no tienen recursos para desplazarse a otras zonas, resulta todavía deficiente.

 

 

Relacionadas: