Oaxaca entre baches y charcos |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Oaxaca entre baches y charcos

El paso a desnivel del Puente Cuarto Centenario se encuentra lleno de hoyancos, por lo que la circulación es a vuelta de rueda

Luego del inicio de la temporada de lluvias, en diversas partes de la capital han aflorado los baches e inundaciones. Asimismo, el paso a desnivel que se localiza debajo del puente vehicular Cuarto Centenario se encuentra intransitable.

Ciudadanos entrevistados por separado comentaron que las lluvias que se han dejado sentir en los últimos días han ocasionado que en una gran cantidad de calles, el asfalto haya desaparecido y en su lugar quedaron grandes baches.

En un recorrido por diversas partes de la capital se pudo establecer la existencia de este tipo de problema que —según las propias autoridades de vialidad—, pone en riesgo a los automovilistas, así como a los motociclistas y peatones.

Carlos Ruiz hizo mención que en reiteradas ocasiones se ha percatado que trabajadores realizan en algunas partes obras de bacheo; sin embargo, tapan y al día siguiente, nada más llueve y está peor “alguien tiene que hacer algo”.

DESATIENDEN PROBLEMA

Arturo Munguía, quien acertó a pasar a bordo de su vehículo, desde su asiento comentó que pasaron los meses en los cuales se pueden realizan trabajos para la rehabilitación del paso y no se hizo “ahora qué va a pasar”.

Cientos de conductores a diario pasan por el lugar, por lo que en algunos momentos se forman grandes filas, principalmente en el carril que procede de la Central de Abasto de esta capital.

Ante la gran cantidad de hoyancos que se encuentran llenos de agua, la circulación se hace a vuelta de rueda, “existe el riesgo de que algún vehículo de motor pueda sufrir un desperfecto mecánico y no pueda salir”.

Apenas inició de manera formal la temporada de lluvias y en una gran parte de la capital empezaron a brotar los baches, asimismo, encharcamientos, por lo que se afecta a los autos y a los peatones”, concluyó el ciudadano.

ADVIERTEN RIESGO

El mal estado del paso a desnivel del Puente Cuarto Centenario, tiene ya algunos meses; sin embargo, las autoridades correspondientes no han hecho nada por atender el problema que afecta a la ciudadanía en general.

En varios metros de largo los baches persisten, por lo que los conductores que transitan por el lugar tienen que manejar en zig-zag, para evitar caer en uno de los hoyos.

Federico Bustamante, quien conducía una camioneta de reparto de conocida tienda de fertilizantes, comentó brevemente que el problema tiene tiempo y el Gobierno del Estado y municipal, tal parece que ni por enterados se han dado de esta situación.

Indicó el ciudadano que es casi imposible circular por el lugar, incluso personas civiles se encargan de normar el paso de los autos y camiones, “aunque la verdad muy pocos les hacen caso”.

“En este lugar todo el día es muy transitado, circulan automóviles, camiones, autobuses, entre otros, las personas que tratan de agilizar la circulación por una moneda, corren de un lado a otro”.

Las autoridades tienen que hacer algo para facilitar el paso de los vehículos, cada vez el paso está peor. Asimismo, la carga vehicular que se genera, se reciente en varias cuadras a la redonda”, apuntaron ciudadanos.

AFLORAN BACHES

Mario López, entrevistado sobre el Periférico a la altura del Barrio de la Noria, comentó que los trabajos que se hicieron para la rehabilitación de la red de agua en esta zona están a medias, lo que complica la situación.

“En diversos puntos de la capital se puede observar una gran cantidad de baches que han salido con las primeras lluvias “y lo que falta, alguien tiene que hacer algo”, comentó Cándido Julián Cruz.

Explicó que a los trabajos que no están terminados en esta zona, se suma la basura que arroja la gente en las calles, cuando llueve es arrastrada hacia las coladeras y estas se tapan, lo que provoca encharcamientos y hasta inundaciones.

Personas que tienen sus negocios en esta área hicieron un llamado a las autoridades para que cuanto antes realicen trabajos de desazolve con el fin de evitar las inundaciones y encharcamientos.

Agentes de vialidad entrevistados comentaron que las lluvias provocan inundaciones, así como afectaciones a la carpeta asfáltica, ocasionando carga vehicular y el incremento de accidentes por tránsito de vehículo.

 

 

Relacionadas: